La tapa de EL DIARIO de hoy

Rusia salió a comunicar nuevos ataques en territorio ucraniano. La batería antiaérea instalada por las tropas rusas derribó tres aviones tipo Su y 14 drones. Además, reveló que 600 nacionalistas ucranianos cayeron en batalla.

El mando militar de Rusia informó este jueves el derribo de tres aviones de combate de las Fuerza Aéreas ucranianas, así como de 14 drones, en distintas regiones de Ucrania.

En su parte matutino, el portavoz de Ministerio de Defensa de Rusia, general Ígor Konashénkov, precisó que los aparatos, un Su-27, un Su-25 y un Su-24, fueron abatidos con medios de defensa antiaérea.

Agregó que con misiles de alta precisión disparados desde aviones fueron destruidos un importante arsenal en la ciudad Mykoláiv y un depósito de combustible en la región homónima, en el sur Ucrania.

También fue atacado un aeródromo militar de Kanatovo, en el centro de Ucrania, sin que Konashénkov especificara el alcance los daños causados por los misiles.

Además, añadió el portavoz, fue alcanzado un puesto de mando de la 17ª brigada de tanques de la Fuerzas Armadas de Ucrania, cuatro concentraciones de tropas y de vehículos, así como dos almacenes militares en un aeródromo junto a la Kramatorsk, el principal reducto ucraniano en la región oriental de Donetsk.