La tapa de EL DIARIO de hoy

El principal negociador de Ucrania en las conversaciones de paz con Rusia, Mijailo Podoliak, alertó de que el Kremlin podría desplegar una ofensiva a gran escala en Polonia, los países bálticos y Kazajistán como parte de una operación militar "global" de "desmilitarización" y "desnazificación".

"Así lo afirmó el primer ministro ruso, Savostyanov. Es solo el comienzo. Rusia francamente promete que habrá mucha sangre europea", denunció Podoliak en su cuenta oficial de Twitter. A pesar de la gravedad de la denuncia las autoridades rusas no se han pronunciado hasta el momento.

En el marco de las negociaciones de paz, el también asesor de la Presidencia de Ucrania explicó este viernes que Kiev ha desarrollado una nueva estrategia de prevención y está dialogando individualmente con cada uno de los países que integran la OTAN acerca de cómo conseguir garantías de seguridad para protegerse de Rusia en lugar de insistir en su incorporación a la Alianza Atlántica como miembro de pleno derecho.

El principal negociador ucraniano en las conversaciones de paz confirmó a la cadena estadounidense ABC que el Gobierno ucraniano persigue en estos momentos un camino distinto alejado de "estructuras amorfas relativas a Naciones Unidas, la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) o la OTAN".

En lo concerniente a en qué punto se encuentra la negociación con Rusia, Podoliak ratificó que las conversaciones "son absolutamente ciertas", en particular desde que, como ya anticipara hace unas semanas el Gobierno turco, que ejerce como mediador en el diálogo, ambas partes comenzaron a centrarse en aspectos concretos de un posible proceso de paz.

Sin embargo, y a pesar de lo anterior, Podoliak reconoció que ahora mismo ambas partes se encuentran lejos de un punto de concordia y que el diálogo podría durar "meses".