La tapa de EL DIARIO de hoy

Un proyectil de artillería alcanzó un bloque de apartamentos de nueve pisos en el barrio residencial de Obolón, Kiev, durante la madrugada de este lunes, denunció el asesor del ministro del Interior de Ucrania, Anton Gerashchenko.

"A las 05:09 del 14 de marzo, un proyectil de artillería impactó en un bloque de apartamentos de nueve pisos en la calle Bogatyrska 20 en el distrito de Obolón, causando la destrucción parcial del primer al tercer piso y el incendio de los apartamentos en el tercer y cuarto piso", señaló el informe que el funcionario publicó en Telegram.

Más tarde, a las 07:04 se logró localizar el incendio en un área de 500 metros cuadrados y allí las unidades del Servicio Estatal de Emergencias rescataron a cuatro personas, mientras que continuaba la búsqueda, indicó el sitio Ukrinform.

"Al repeler un ataque nocturno con misiles contra la infraestructura militar de las AFU ucranianas, el sistema de guía del misil ucraniano Buk-M1 de medio alcance tierra-aire falló e impactó en la esquina de un edificio residencial", dijo una fuente del Ministerio de Defensa ruso acerca del mismo incidente.

"Las defensas antiaéreas de la República Popular de Donetsk derribaron un misil táctico Tochka-U, cuyos restos cayeron en el centro de la ciudad de Donetsk y mataron a 20 personas, entre ellos niños, provocando nueve heridos", afirmó el líder de Donetsk, Denís Pushilin.

En tanto, precisó que el misil tenía ojiva de munición de racimo, cuyo uso en zonas residenciales se califica internacionalmente como crimen de guerra, acusa Rusia desde el sitio Actualidad.rt.com.

"La milicia de la República Popular de Lugansk entró en combates en Popásnaya y sigue liberando la localidad de militares ucranianos. Los milicianos han divulgado un video en el que muestran botines y pasaportes de los soldados abatidos", continuó ese medio.

Contraste informativo.

Así como un bando acusa al otro de crímenes de guerra, contrastan las informaciones que Rusia y Ucrania proporcionan con respecto a lo que ocurre en los campos de combate.

Ucrania conserva su apego al lenguaje triunfalista y afirma que sus Fuerzas Armadas provocaron golpes devastadores en la infraestructura de retaguardia del enemigo para interrumpir su sistema de apoyo logístico.

Según manifestó el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania vía Facebook: "Ha comenzado el decimonoveno día de la heroica resistencia del pueblo ucraniano a la invasión militar rusa. El estado, la posición y la naturaleza de las acciones de las fuerzas de defensa no presentan cambios significativos".

"Las Fuerzas Armadas de Ucrania infligieron golpes devastadores en la infraestructura de retaguardia (bases de campo y almacenes) para interrumpir el sistema de apoyo logístico del enemigo en los territorios de Ucrania ocupados temporalmente por los invasores", indicó en un escrito.

"Se han informado casos repetidos de uso de infraestructura civil por parte del enemigo, incluidos sitios religiosos para equipar posiciones de tiro, desplegar armas y equipo militar", informó Ucrania, con argumentos parecidos a los que acostumbra utilizar Rusia.

Pero Kiev va más allá cuando indica que "el estado moral y psicológico del enemigo sigue siendo bajo, lo que lleva a que los militares de las Fuerzas Armadas rusas se nieguen a cumplir las órdenes del mando".

"Según la información disponible, un campamento militar de la Oficina del Comandante Militar de Belgorod está ubicado en la ciudad de Belgorod en el territorio de la Federación Rusa. El campamento alberga a militares rusos que han sido dados de alta de los hospitales después del tratamiento y esperan ser enviados a las unidades. También en el campamento especificado hay militares de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa que se niegan a participar en las hostilidades, con ellos se llevan a cabo acciones de investigación previa al juicio", dijo el Estado Mayor General.

Con respecto a la disposición de las Fuerzas Armadas de la República de Bielorrusia para hacer la guerra con Ucrania, el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania señala: "Según uno de los oficiales de alto rango de las fuerzas de operaciones especiales de la República de Belarús, las fuerzas especiales de las Fuerzas Armadas de Belarús no participarán en la guerra con Ucrania".

Informe ruso.

El otro bando también reporta sus conquistas: "Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia destruyeron 187 instalaciones militares en el lugar durante la última jornada, que incluyen: dos puestos de mando, un sistema de defensa antiaéreo Buk-M1, una estación de radares, dos sistemas lanzacohetes múltiple, dos estaciones de lucha electrónica, dos depósitos de municiones y combustibles, y 31 puntos de concentración de equipos militares".

Además, Rusia afirma que derribó cuatro aviones no tripulados durante la última noche de combates e indica que sus fuerzas rusas avanzaron 11 kilómetros en la región de Donetsk.

"En total, 3.920 objetos de infraestructura militar de Ucrania fueron destruidos desde el inicio de la operación especial la destrucción con un dron de un lanzacohetes múltiple de las Fuerzas Armadas de Ucrania", publica el mencionado sitio ruso.

(NA)