La tapa de EL DIARIO de hoy

Tropas rusas se preparaban para bombardear la sureña Odesa, un ciudad estratégica y principal puerto de Ucrania, advirtió el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

"Están preparándose para bombardear Odesa. ¡Odesa!", exclamó Zelenski en un mensaje por video.

"Será un crimen militar. Será un crimen histórico", declaró, en el undécimo día de invasión rusa de Ucrania, informó la agencia de noticias AFP.

El Ejército ruso continúa avanzando en el sur de Ucrania desde la península ucraniana de Crimea, que Rusia se anexionó en 2014.

Cerca de 1 millón de personas viven en Odesa, ubicada sobre el mar Negro. Su población habla ucraniano y ruso y en ella hay minorías búlgara y judía.

Rusia lanzó su invasión a Ucrania el 24 de febrero desde tres frentes.

Desde entonces, las fuerzas del frente sur intentan cortar a Ucrania el acceso al mar Negro y al mar de Azov.

La semana pasada, las tropas rusas tomaron Jerson, una ciudad portuaria de 290.000 habitantes ubicada a orillas del mar Negro, unos 200 kilómetros al este de Odesa, en su mayor logro hasta ahora desde el inicio de la invasión.

Un ataque a Odesa ampliaría la ofensiva más hacia el Oeste, no lejos de la frontera con Moldavia, país en el que Rusia tiene ya presencia militar en el enclave rusohablante de Transnistria.

(Télam)