La tapa de EL DIARIO de hoy

Pese a las medidas adoptadas en su contra, señaló que “Rusia tiene muchos amigos y es imposible aislarla”.

Lavrov lo dijo en el marco de ​una entrevista con la cadena Al Jazeera, citada por la agencia TASS, en la cual hizo mención al presidente estadounidense, Joe Biden.

Dijo que el líder de la Casa Blanca "tiene experiencia y sabe que no hay alternativa a las sanciones, sino la Guerra Mundial".

En ese marco, afirmó, que "la tercera Guerra Mundial sería una guerra nuclear devastadora".

Pese a las medidas adoptadas en su contra, el ministro de Exteriores ruso advirtió además que "Rusia tiene muchos amigos y es imposible aislarla". 

Lavrov reiteró además la disposición de su país para celebrar una segunda ronda de negociaciones con el gobierno ucraniano al cual acusó de dilatar las conversaciones "por órdenes estadounidenses".

Al ser consultado sobre los motivos de la invasión rusa, explicó que los países occidentales se negaron a atender las demandas de su país sobre la formulación de una nueva arquitectura para la seguridad europea.

En ese sentido, manifestó que la operación militar rusa tiene como objetivo desarmar a Ucrania y evitar que adquiera un arma nuclear.

"No podemos permitir la presencia de armas ofensivas en Ucrania que amenazan nuestra seguridad", aseguró, según reprodujo Al Jazeera.

Las palabras de Lavrov fueron una clara respuesta a Joe Biden, quien este martes tildó de "dictador" a Putin y consideró que "está más aislado que nunca".

En su tradicional discurso anual ante el Congreso, el presidente de Estados Unidos arremetió contra el líder ruso al expresar que "cuando los dictadores no pagan un precio por su agresión, causan más caos".

"La guerra de Putin fue premeditada y no provocada. Rechazó los esfuerzos de diplomacia", agregó.

"Pensó que Occidente y la OTAN no responderían. Y pensó que podía dividirnos aquí en casa. Putin se equivocó. Estábamos listos”, afirmó.

Biden anunció además su decisión de cerrar el espacio aéreo de Estados Unidos a las aerolíneas de Rusia y a todos los vuelos provenientes de allí, siguiendo así el ejemplo de la Unión Europea (UE) y de Canadá, como parte de una serie de represalias y sanciones impuestas tras la invasión a Ucrania.

Séptimo día de invasión​
Las tropas rusas llevaron a cabo este miércoles ataques sobre el centro de Járkov y en Mariúpol, entre otros lugares, a la espera de ver si se confirma para hoy una nueva ronda negociadora, para la que Moscú se dice dispuesta y que Ucrania no confirma.

Járkov, la segunda ciudad de Ucrania con 1,4 millones de habitantes y situada al este del país, fue atacada por las fuerzas rusas con misiles contra varios edificios oficiales y una universidad, señaló el centro operativo de las Fuerzas Armadas ucranianas. 

Murieron al menos cuatro personas y otras nueve resultaron heridas, informó el Servicio Estatal de Emergencias. Las explosiones tuvieron lugar en el centro mismo de Járkov, a 1,5 kilómetros de la Plaza de la Libertad, que fue bombardeado el martes.

Además, durante la madrugada, Rusia lanzó tropas aerotransportadas que tomaron la estación de tren y el puerto fluvial y atacaron un hospital militar, donde hubo combates con los defensores ucranianos.

Mientras tanto, prosiguen los combates entre las fuerzas ucranianas y rusa por el control de la ciudad ucraniana de Mariúpol, en el sur del país, afirmó este miércoles el Ministerio del Interior.

Los separatistas prorrusos de Donetsk aseguraron horas antes haber bloqueado Mariúpol, a orillas del mar de Azov, según el representante de la milicia, Eduard Basurín.

Aparte, las tropas rusas se hicieron con el control de la ciudad de Jersón, en el sur de Ucrania, según un comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia. 

Según los militares rusos, en Jersón, con cerca de 300.000 habitantes y situada en el río Dniéper y a orillas del mar Negro, "la infraestructura civil y el transporte público funcionan con normalidad".

Y en la ciudad de Zhitómir, en el noroeste de Ucrania, murieron al menos dos personas en un ataque aéreo lanzado por las fuerzas rusas que daño diez viviendas particulares, informó Interior.