Joaquín Moreno, nadador pampeano radicado en Córdoba analizó el día después lo que sucedió en el selectivo que se desarrolló en Mar del Plata y donde consiguió el pasaje para el Preolímpico. No ocultó su enojo por la actitud de Cassini.

La definición del selectivo argentino de natación que otorgó dos plazas para el Preolímpico de Fukuoka fue, por lo menos, polémica. Es cierto, ambos nadadores lograron su tícket para intentar clasificar a los JJ.OO. de Tokio pero la imagen que captaron las cámaras, en el momento en que el marplatense Ivo Cassini apoya su mano sobre la cabeza del pampeano Joaquín Moreno a segundos de la llegada y le hace perder la estabilidad bajo el agua, es polémica y desleal.

El local, representante del Club Kimberley, se quedó con la victoria en el último aliento en los 10K que se desarrollaron en el Club Náutico de Mar del Plata. Los registros indicaron que Cassini cronometró 1h57m17s60 centésimas, mientras que el pampeano, radicado en Córdoba, marcó 1h57m18s61. Aunque en la imagen ese segundo casi no existió.

De todas maneras, los dos consiguieron el lugar en Fukuoka, la cita que otorgará diez plazas para los Juegos Olímpicos. Será entre los días 29 y 30 de mayo.

En diálogo con El Araucanito, el día después de la competencia, el pampeano Joaquín Moreno no pudo ocultar el sabor agridulce de la definición. "Le dije que fue muy sucio lo que hizo", admite.

 

- ¿Con bronca por el final o alegría por la clasificación?

- Fue un toque agridulce, algo de bronca porque no fue muy limpia la llegada, la verdad no me deja tocar la placa. No quiero pensar que fue una mala decisión, que fue queriendo, sino que me chocó.

 

- Al llegar tuvieron un diálogo, ¿te pidió disculpas o qué charlaron?

- Nada, yo llego y le digo, le dije que fue muy sucio lo que hizo. Me pidió disculpas que no me había visto. Ya está. Si hubiera sido una sola plaza la que estaba en juego hubiera sido muy complicado.

 

- ¿No deberían actuar los jueces en casos así?

- Sí, había, pero no lo vieron como una mala intención. No se le puede decir nada y la decisión que tomaron es esa, no los voy a cuestionar.

 

- ¿Con qué te vas a encontrar en Fukuoka? Parece un lugar donde no habrá tanto oleaje...

- Creo que puede ser un Preolímpico muy accesible. Pienso que hay reales posibilidades de clasificar. Todavía no me puse a mirar el lugar. Tenía la cabeza puesta en clasificar y después me tomaré el tiempo para ver el lugar y los rivales. Ahora voy a empezar a entrenar pensando en eso. La temperatura del lugar y demás detalles. Ahora tengo que ser paciente y entrenar. Podemos planificar los entrenamientos según una idea pero al llegar allá es totalmente diferente así que habrá que ver que puede pasar cualquier cosa.

 

- ¿Cómo será el régimen de clasificación a los JJ.OO.?

- Clasificarán los diez primeros pero deben ser de diez países diferentes. Si nosotros con mi compañero entramos entre los diez clasificará el que llegó primero.

 

- ¿Cómo fueron las condiciones de la carrera del domingo?

- Muy complicadas, con lluvia, frío, al final se empezó a picar bastante y había mucho oleaje y pegaban fuerte. Así son las aguas abiertas y te las tenés que bancar. No hay excusas. Hay que estar concentrado en lo que tenés que hacer, cómo va el pelotón, quién puede hacer un escape...

 

- ¿Qué estrategia utilizaste en Mar del Plata?... En Brasil intentaste ir adelante y mantener la posición...

- En Brasil siempre estuve segundo... Muy pocas veces primero. Ahora fue muy distinto, salí a cuidarme, me quedé atrás, no tiré nada, no me puse a desgastarme de más y cuando llegó el momento en las últimas tres vueltas intenté un escape y que sea lo que Dios quiera, me largué a morir y que si me ganan les cueste.

 

- ¿De aquí hasta el Preolímpico cómo será la preparación?

- No hay más torneos, para el Preolímpico tengo que hacer altura. Todavía no hay nada pensado. Quiero hacer altura ahora para el clasificatorio de pileta. Estoy juntando el dinero para poder hacer la preparación y poder hacer un buen papel en el Argentino. En diciembre se hizo un selectivo, logré las marcas pero salí tercero y se clasificaban los dos primeros. Para estar en el Sudamericano tengo que ganar algunas de las pruebas en el próximo Campeonato Argentino.

 

- ¿Te ves en los JJ.OO.? ¿Como controlás la ansiedad?

- El objetivo siempre fue Tokio. Hoy en día es soñar con eso. Va a ser duro pero no imposible. Este año tengo la cabeza en eso, no hay otra cosa. Lo veo muy cercano pero es un paso muy difícil, muy duro. Tengo fe y entreno para eso.

 

- ¿Pudiste venir a La Pampa en algún momento de la cuarentena?

- No, siempre estuve en Córdoba, no pude volver a La Pampa por la pandemia. Ese fue uno de los sacrificios que más me dolió: no volver a la provincia para las fiestas. Por suerte no fue en vano el sacrificio. Mi familia vino para Navidad. Yo estaba en un momento muy bajón, hacía tiempo que no los veía y cuando me dijeron que iban a venir me cambió todo, entrené de otra forma. Pasé la Navidad con mi familia y la de mi entrenador. Luego Año Nuevo lo pasé con la familia de mi entrenador, a los que les tengo que agradecer, igual que a mi familia, mi hermano, todos los que me apoyaron, a los que siempre están ahí ayudando.