El diputado Pérez Araujo habló de la decisión del CF de no habilitar la práctica del fútbol.

En las paredes de su despacho en Buenos Aires hay tres fotos: una abrazándose con su padrino político, Carlos Verna. Otra de Unión de General Campos, el equipo que dirige y del cuál es simpatizante. Y la última, la portada de El Araucanito del día después de la consagración del Tambero en la última Copa Liga Cultural. No se puede negar que Hernán Pérez Araujo es un animal político pero también un apasionado futbolero.

Su caso es sumamente curioso porque mientras define proyectos que intentan mejorar la vida de las ciudadanas y los ciudadanos, se desvive por dirigir a su equipo los domingos, a unos 150 kilómetros al sur de la capital pampeana.

"Hay una sola vida", dice cuando le consultan sobre cómo divide sus tiempos entre la diputación, el fútbol y, principalmente, la familia.

En estos tiempos de cuarentena, una de las tres patas de forman su vida está en pausa: el fútbol. Eso le permitió dedicarle tiempo a los suyos y continuar con su tarea en el Congreso de la Nación dónde sesiona de forma virtual.

Sin embargo, la sangre futbolera le brota y no puede contener la ansiedad. Es que Unión de General Campos cerró un 2019 de ensueño, estuvo muy cerca de clasificar al Torneo Provincial aunque no lo logró. El premio consuelo no pudo ser mejor, derrotó en la final a Deportivo Mac Allister y se quedó con su segundo título oficial, la Copa Liga Cultural.

En diálogo con La Previa en Cuarentena de Darregueira, el diputado nacional Hernán Pérez Araujo compartió algunas de sus ideas respecto del fútbol pampeano y demostró su disconformidad con la decisión del Consejo Federal de prohibir los entrenamientos en todo el país.

- ¿Qué opinás de la decisión de prohibir los entrenamientos?
- Estamos en medio de una disyuntiva porque los clubes de La Pampa estamos habilitados para entrenar pero desde la AFA no habilitaron. Parece un despropósito de la entidad madre del fútbol, en este caso del Consejo Federal, que tomó una medida muy centralista, cerrada y con una visión capitalina.  Con la gente de la Liga Cultural nos reíamos el otro día de la decisión, decíamos tendrán miedo que El Elyon, Unión de Campos o Alpachiri le saquen ventaja a Boca o River porque empiezan a entrenar antes. Verdaderamente no tiene razón de ser la decisión, no tiene ningún sentido.

- ¿Y desde el Gobierno Provincial que se espera?
- Tenemos la convicción de que cuando se pueda desde el Gobierno de La Pampa nos dejarán volver. En una medida muy atinada habilitaron los entrenamientos, algunos clubes han vuelto y otros no. Tenemos la esperanza de que en septiembre se pueda jugar.

- ¿Cuál es tu análisis al respecto?
- En la Zona Sur estamos más complicados porque tenemos cinco equipos de la provincia de Buenos Aires, pero además todos los equipos contamos con chicos de Bahía Blanca que estudian allá o son ciudadanos de allí. Además de los árbitros que vienen de Bahía. Eso es una incógnita. No sé cómo podremos volver todos juntos. La pregunta es que pasará con la provincia de Buenos Aires. Para nosotros no hay diferencias, es una tradición competir con los equipos de allá, somos todos pampeanos o mejor dicho "culturalistas".

- ¿Cómo manejás la ansiedad sin competencia?
Al principio esta era una locura y pensábamos que duraba una semana. Nosotros ese domingo íbamos a jugar ante Argentino en Darregueira. Pensamos será una semana, dos o tres. Primero nos comunicamos diariamente, luego semanalmente y ahora estamos en contacto cada tanto. Se trató de mantener la motivación que ese es el gran desafío: ¿cómo motivar a un equipo que lleva ya tres meses sin contacto con la pelota?.

- ... ¿Y cómo se hace?
- La motivación es está ahí, en la esperanza de que en septiembre u octubre podamos jugar. Serán dos o tres meses de fútbol. También tenemos el dilema de que se pueda volver con público que sino no se puede jugar porque hay costos fijos que solventar para jugar un torneo.

- ¿Como diputado nacional tenés algún proyecto deportivo para La Pampa?
- Hoy planificar cuestiones que no tengan que ver con esta pandemia es imposible. En La Pampa tenemos un proyecto de provincia dónde el deporte tiene un papel fundamental. Acá planteamos al deporte como una herramienta inclusiva, como contención, como igualador de oportunidades para la ciudadanía.  Primero hay que ocuparse de contener y socializar el deporte, que los pibes y las pibas practiquen deportes, jueguen, cómo dice el dicho: más vale que los pibes y las pibes estén en el club y no en la calle.  Yo se que hay pibes que jugar un partido el domingo les hace que tomen una cerveza menos, que no fumen, que no entren en la droga, eso hace que tengan una vida más saludable que los que no juegan. El deporte federado tiene esa función contenedor.

- ¿Se puede pensar en un equipo de la provincia jugando en otro nivel?
- Ojalá que La Pampa pueda tener alguna vez un equipo en Primera, a Belgrano en el Federal A lo iba a ver, lo mismo que a All Boys en el Regional. Lo que debe hacerse para apoyar ese crecimiento, desde mi mirada, es que no cuando un equipo juega a nivel de Federal no se superponga con los partidos de Liga porque se quitan público. Porque aquellos que son fanáticos del fútbol pueden ir a ver a su equipo pero también a All Boys, General Belgrano o Ferro de Pico en caso de que jueguen en otro nivel.