Los medios españoles abonan esa posibilidad.

Lionel Messi se estaría planteando dejar el Barcelona la próxima temporada y por eso se habría detenido negociación por la renovación de su contrato, que vence en junio de 2021, según indicaron los medios españoles.

En el programa "El Larguero" que se emite por la Cadena Ser, señalaron que el jugador argentino "está harto de permanentes filtraciones interesadas que salen desde el propio club y que le hacen responsable de decisiones en las que él no ha tenido nada que ver".

Además comentaron: "Las negociaciones habían comenzado muy bien, con sintonía entre ambas partes, pero los últimos acontecimientos han hecho que Messi lo reconsidere todo y de momento ha decidido pararlo".

"Messi no quiere ser parte del problema, cuando fue siempre la solución. Está cansado de que se la atribuyen cosas. El crack argentino está cansado de que si viene (Quique) Setién es por Messi, si se va (Ernesto) Valverde es por Messi", dijeron.

Por su lado, desde el Barcelona dicen no tener conocimiento de un cambio de postura de Messi sobre su continuidad a la vez que entienden que las negociaciones que ya estaban en marcha, siguen su curso habitual.

El delantero tiene en su actual contrato una cláusula según la cual podría haberse ido gratis avisando al Barcelona antes del 10 de junio, pero no lo hizo y así su presencia estaría asegurada hasta 2021.

El club catalán y el jugador habían arrancado las conversaciones para la renovación de su contrato aunque, según la información de la Cadena Ser, las negociaciones estarían paralizadas y la idea de Messi sería la de terminar su contrato en 2021 e irse a otra entidad.

El presente del Barcelona no es el mejor ya que cuando regresó la actividad a España tras la pandemia por coronavirus, el equipo perdió la punta de LaLiga en manos del Real Madrid, ya que, tres empates en sus seis presentaciones hicieron que el elenco "Merengue" se adueñe de la cima del torneo.

Esta situación habría generado una crisis interna basada en la mala relación que tendría Messi con el entrenador Setién, y todo se desencadenó tras la igualdad ante el Atlético de Madrid donde el argentino convirtió su gol número 700.