El Chino le dijo algunas cosas al italiano. Es por el interés sobre la representación de Matías, joya de San Lorenzo.

“Han venido clubes a preguntar por Matías, cuál es la cláusula, por cuánto puede salir del club. Esto viene desde hace rato. Desde cuando vino el Genoa de Italia, que hizo una oferta de seis millones de euros y San Lorenzo no quiso dejarlo ir. Nosotros estábamos de acuerdo porque era muy chico y seguimos apostando al club”, explicó Braulio Palacios, el padre del futbolista, en declaraciones al programa de radio San Lorenzo de América y que reprodujo el sitio TyC Sports.

Y ahí nomás, contó la anécdota con Totti, quien quiso poner al chico en contra del padre. “Con Totti me terminé peleando. Nosotros somos del Interior y somos muy transparentes, confiamos mucho en la gente. Tenemos un representante allá, confiamos en él y en la empresa Eleven, que tiene al Kun Agüero”, explicó el Chino.

Pese a la confianza, terminó defraudado. “A Totti le dije que si había una propuesta para Matías, que la trajera al club para analizarla juntos. Yo le doy la prioridad a que la oferta llegue al club y que no les endulcen los oídos a los chicos, porque por ahí las chances no se concretan y los que los tenemos que aguantar somos nosotros, la gente que los rodea, los que los quieren bien. Porque se ilusionan y hay que levantarles el ánimo”, continuó.

Braulio sintió que Totti y sus colegas le llenaron la cabeza a Matías y también a Julián, su hermano. “Ellos querían representar a los chicos y les dije que había un representante; les dije que no. Y después le empezaron a llenar la cabeza a Matías, a ponerlo en contra mío, le decían que yo no lo dejaba ir a Italia con ellos. Lo quisieron poner en contra mío y me enojé, los traté un poquito mal. A Francesco Totti lo traté un poquito mal, je je”, reveló.

En el cierre el ex jugador de Ferro de Pico y técnico de Estudiantil de Castex contó que quisieron llevarse a Julián varias veces. “Han pasado un montón de cosas, hasta nos propusieron sacarlo por la patria potestad, pero en el club han tratado a Matías y a Julián como si fueran sus hijos. Entre los que se lo quisieron llevar hubo equipos de Italia, y el Almería de España”, finalizó.