La tapa de EL DIARIO de hoy

La institución de Villa Alonso lanzó una campaña para renovar tapiales del club. Lo cuenta el presidente.

Ya transcurrieron 248 días desde el inicio de la cuarentena por la pandemia de coronavirus hasta hoy. Fueron tiempos duros, de incertidumbre, de crisis económica y de una lucha que parece no tener fin contra el COVID-19.

En medio de ese panorama, los clubes resistieron como pudieron, se repensaron, se adaptaron a la nueva normalidad y también aprovecharon para crecer.

Sin bien en lo deportivo el año fue prácticamente nulo, las energías que muchas veces se llevan el fútbol o el básquet fueron a canalizarse en las obras de infraestructura.

General Belgrano fue uno de los clubes que aprovechó la pandemia para mejorar las instalaciones. En los últimos días, lanzó una campaña desde las redes sociales para colaborar con la renovación de los tapiales.

Fue una grata sorpresa la que se llevaron el presidente Sergio Bassa junto al resto de los integrantes de la Comisión Directiva del Trico. En una semana, los simpatizantes colaboraron de forma masiva para renovar el cerco perimetral.

Sin embargo, aún falta un “empujón” más para poder concretar esta primera etapa y cumplir con otro de los objetivos trazados en medio de la pandemia del coronavirus.

Por eso desde la institución necesitan una última ayuda económica de parte de los hinchas y allegados. Sobre este proyecto y la actualidad del club habló Sergio “Chino” Bassa, un emblema del Tricolor, nacido a dos cuadras de la cancha, formado en el club como jugador y ahora como presidente.

- ¿Cómo nació la idea de cambiar el tapial del club?
- La idea surgió en una charla en la sede con Jonathan Riela, el jefe de prensa. La propuesta gustó y nos largamos a hacerla con las dudas de si la gente iba a colaborar o no. Hoy, a una semana del lanzamiento, hay que darle gracias a los que ayudaron porque se acercó muchísima gente. La meta nuestra era juntar la mayor cantidad de dinero posible para cambiar los 150 metros de tapial de la parte más fea que da a las calles Tucumán y Larrea. Nosotros teníamos una plata guardada, otra parte nos ayudó la Subsecretaría de Deportes, esta semana juntamos bastante y esperamos que durante la semana que viene y la próxima podamos concretar el objetivo propuesto.

- ¿El parate sirvió para darle una lavada de cara al club?
- Sí, seguro. Arrancamos con la pintura de la cancha y el frente, se cambió la cartelería que estaba toda rota, se puso en funcionamiento el gimnasio que tenía 15 máquinas tiradas, ojalá que el año que viene lo puedan utilizar los deportistas. La obra que quería hacer era la de cambiar los tapiales, la tenía en la cabeza hace mucho, estamos en eso, muy cerca. Ojalá que luego de cumplir el objetivo podamos avanzar en cambiar otros 100 metros más. Esos tapiales tienen más de 60 años y creo que cumplieron su ciclo. Además acomodamos la cancha auxiliar, se renovó el riego, se limpió el sector de bicicross y ahora hay más espacio para los chicos. En marzo teníamos muchos niños y adolescentes y el club empezó a quedar chico.

- ¿Cómo atravesó económicamente el club? ¿Los socios apoyaron durante la pandemia?
- Muchos pagaron la cuota y otros no, pero es una situación entendible. Fue difícil para todo el mundo. Se puede ver en la calle. Nosotros tuvimos un gesto con los profesores y cuerpo técnico de pagarle el 50 por ciento del sueldo durante el parate. Creemos que fue un esfuerzo válido para los chicos que están trabajando. Queríamos hacerles sentir que el club iba a estar con ellos y apoyarlos. Fue toda una situación difícil porque hay chicos que necesitan el dinero para pagar los impuestos o comer.

- ¿Qué evaluación hacés de tu paso como presidente?
- Ya llevo un año y medio, en marzo se termina el período. Cuando arranqué estaba solo, averigüé que tenía que hacer. No sabía porque no es lo mismo ser jugador que presidente. Yo siento al club porque me crié acá, nací en el barrio, a dos cuadras. Siempre me decía que el día que pueda estar al frente de Belgrano quería hacer las cosas para mejorarlo. Hoy está a la vista porque si no hubiésemos hecho nada no habríamos tenido el apoyo que tuvimos en la primera semana de la campaña para renovar los tapiales. Ha llamada mucha gente, desde Buenos Aires, de los pueblos cercanos, amigos, eso me da la tranquilidad de que las cosas se están haciendo medianamente bien. Hay que mejorar un montón de cosas porque para nosotros es todo nuevo. El club es como una casa, hay que todos los días hacerle algo. Hubo muchos años de abandono entonces cuesta el doble. Por suerte, la Comisión Directiva siempre estuvo conmigo, de eso se trata, de estar con gente que piensa igual aunque a veces no estemos de acuerdo pero siempre pensamos en lo mejor para el club.

- Se viene el verano ¿en qué condiciones está la pileta?
- Hay que pintarla y está en condiciones. Siempre cortamos el pasto. Ojalá que se pueda armar la colonia de vacaciones en el verano. El año pasado afrontamos el desafío de ponerla en marcha. Fue un logro porque hacía cuatro años que estaba abandonada. Espero que en el verano se pueda armar la colonia a la mañana y a la tarde la puedan disfrutar los chicos del club. General Belgrano tiene que ser una contención para todos los chicos y las chicas que hacen actividades en el club, sea básquet, cestoball o fútbol. A eso aspiramos. Belgrano perdió esa esencia durante años y queremos recuperarla. Hay que volver a las raíces.

- ¿Cómo ves la posibilidad de que vuelva el fútbol en enero?
- El 17 teníamos una reunión por zoom en la Liga Cultural, se postergó. Pero luego salieron informaciones de que se va a jugar en enero. Si me preguntás a mí ojalá que vuelva el 15 de enero el campeonato porque un año parado es muy duro para los jugadores de fútbol. Esta pandemia va a retirar a muchos jugadores. Hay varios que cuentan con ese dinero que cobran en los clubes. Espero que vuelva el 15 de enero, el 20 de enero o el 1 de febrero pero esto es un día a día. Quiero que vuelva la actividad para volver a ver al club repleto de gente.

- Encima habían armado un equipo competitivo para este 2020...
- Este año tenía toda la energía puesta en el torneo, habíamos armado un gran equipo con Mauricio Rambur que lo conocí y me pareció un chico bárbaro. El año que viene tendremos que ver con qué jugadores contamos para volver a jugar. Primero deberá resolverse cuando empieza el campeonato y luego veremos qué equipo armamos.

El número de cuenta para colaborar con el club es 4427496, CBU 0930300110100044274964, CUIT 306368150035, correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o por whatsapp al 2954-593522.