Boca regresó a los entrenamientos pero sin Tevez ni Zárate.

El Xeneize volvió a los entrenamientos en forma virtual sin Carlos Tevez ni Mauro Zárate, pero con los regresos del arquero Agustín Rossi y los delanteros Walter Bou y Mateo Retegui, quienes terminaron sus préstamos en los clubes en donde estaban.

Los entrenamientos, hasta el momento vía Zoom, no contaron ni con Tevez ni con Zárate, debido a que a ambos se les terminó el contrato el 30 de junio.

No obstante, los dos jugadores se encuentran en tratativas con la dirigencia auriazul para poder renovar sus vínculos, aunque mientras Tevez está en medio de un ida y vuelta de opciones, Zárate pidió unos días para poder evaluar algunos detalles.

Entre los que regresaron figura el arquero Rossi, quien volvió de Lanús y su futuro aún no está definido porque, en caso de permanecer en Boca, quiere tener continuidad, pero eso solo ocurriría si Esteban Andrada es transferido a otra institución.

La otra posibilidad que tiene el arquero es la de emigrar a un elenco de Alemania, Francia, México o Brasil, pero sería un nuevo préstamo debido a que Boca no pretendería venderlo.

En tanto, Bou regresa de Unión y Retegui viene de jugar en Estudiantes de La Plata, y, si bien tienen ofrecimientos de otros clubes para emigrar, será el entrenador Miguel Ángel Russo quien tome la decisión de mantenerlos o no en el plantel "xeneize".

Otro de los jugadores que regresará a Boca será el defensor uruguayo Lucas Olaza, quien estuvo a préstamo en el Celta de Vigo, club del que ya se despidió a través de las redes sociales.

La entidad gallega quería extender el vínculo de Olaza hasta el final de la Liga -restan cinco fechas-, pero Boca pretendía que hagan uso de la opción de compra pautada en la transacción y que era de cuatro millones de euros.

El defensor Nahuel Molina, quien estaba en conflicto con el club, se despidió hoy de los hinchas de Boca, al concluir su contrato con la entidad y no renovarlo para quedarse con el pase en su poder, pese a que desde el club le hicieron varias propuestas durante el semestre.

 A través de las redes sociales, Molina le agradeció a los hinchas y "a la gente de la pensión", luego de ocho años de estar en el club.

"Lo viví primero en las tribunas, después como alcanza pelotas y también estando en el túnel antes de salir a jugar, sentir como se te mueve el piso y que parezca que se viene todo abajo, son sensaciones que no se pueden explicar y que voy a llevar siempre en mi corazón", expresó el futbolista surgido de la cantera Xeneize.

En ese sentido agregó que del club se lleva "muchísimos recuerdos", y tuvo mención para "todos los entrenadores, profes y compañeros" que tuvo a los largo de estos años y "a cada colaborador que trabaja día a día por este club".

Como no aceptaba renovar el vínculo, los últimos meses de su contrato Molina los pasó separado del plantel profesional.