Es por "irregularidades" al no informar la fusión con ESPN. River y Boca, en contra.

Los dirigentes de la Asociación Argentina de Fútbol (AFA) acordaron hoy la ruptura del contrato televisivo con la cadena Fox Sports, encargada junto a TNT Sports de la transmisión de los partidos de la Primera División desde 2017.

Unos 20 representantes de los 24 clubes que componen la máxima categoría del fútbol argentino votaron la rescisión del vínculo antes del sorteo de la Copa Liga Profesional 2020 que se realizó esta tarde en el predio de Ezeiza.

El argumento utilizado fueron las irregularidades que se le atribuyen a la empresa Fox Sports Latin America, al no informar su fusión con la cadena ESPN, controlada por Disney, que la adquirió el año pasado por 71.300 millones de dólares.

Esa operación fue recientemente objetada legalmente por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), situación que fue considerada como un agravante por la mayoría de los dirigentes.

Fox Sports había suscrito su contrato con la AFA en 2017 bajo la presidencia de Mauricio Macri y con su mano derecha, el empresario Fernando Marín -exgerenciador de Racing Club- como principal puente en la vuelta de la privatización de los derechos televisivos.

El canal TNT Sports, dueño del 50 por ciento de los derechos televisivos de la Primera División de AFA, tendrá prioridad para adquirir la porción ahora vacante, informaron a Télam miembros del Comité Ejecutivo de la LFP.

El contrato que firmaron hasta 2022 la AFA, Imagen Satelital S.A. (Turner - TNT Sports) y FSLA Holdings LLC (Fox Sports) establecía que ante la desaparición de una de las dos señales, la otra tendría prioridad para quedarse con la mitad de los derechos.

Además cuenta con una cláusula para la renovación por cinco temporadas más, aunque la empresa pedirá hacerlo hasta 2031.

En contra.

Boca Juniors y River Plate, a través de un comunicado conjunto, se despegaron de la decisión de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) de romper el contrato de televisación con Fox Sports y se quejaron de no haber sido consultados para una medida "tan importante para el futuro de los clubes".

El comunicado difundido hoy por las dos instituciones más grandes del fútbol argentino expresa lo siguiente:

"Tras los anuncios de la AFA de modificaciones sobre el contrato de televisación del fútbol, Boca y River comunican que no fueron parte de la definición del nuevo escenario contractual y a su vez manifiestan que no consideran justo no haber participado de una decisión tan importante para el futuro del fútbol y de los clubes".

"Si bien la AFA, a través de la Liga Profesional de Fútbol, tiene la atribución de tomar este tipo de decisiones, Boca y River son una parte fundamental del espectáculo deportivo y entienden que los dos clubes debieron ser consultados a lo largo del proceso que desembocó en este cambio en la titularidad del contrato de derechos televisivos, y no sólo ser informados del resultado final".

(Télam)