El quipo catalán venció 3-1 a Girona en un amistoso con una buena tarea del rosarino.

 El Barcelona de España derrotó este miércoles al Girona por 3-1 con dos goles del astro argentino Lionel Messi, en el segundo encuentro amistoso del equipo desde la llegada del entrenador holandés Ronald Koeman.

El brasileño Philippe Coutinho, quien regresó de su préstamo en el Bayern Múnich de Alemania, fue el encargado de abrir el marcador a los 20 minutos de la primera parte.

Messi, en tanto, estiró la diferencia con un golazo tras un disparo de media distancia con su pierna derecha, que se coló en el palo izquierdo del arquero rival Juan Carlos Martín Corral y fue a parar a la red, sobre el cierre de la misma etapa.

Ya en el complemento, Samu Saiz descontó para el Girona, pero Leo volvió a anotar a los 50 minutos con un zurdazo que se desvió en el camino y descolocó a Juan Carlos, por lo que decretó el 3-1 definitivo a favor del Barcelona.

Se trató del segundo partido amistoso en la era Koeman: el elenco culé ya había vencido por el mismo resultado al Gimnàstic de Tarragona el pasado sábado.

En aquella ocasión, Messi disputó sólo los primeros 45 minutos en el estadio Johan Cruyff, ya que Koeman decidió alinear dos equipos distintos, uno con los titulares, para la primera etapa, y otro, con suplentes, para la segunda.

En el duelo de este miércoles ante el Girona, el argentino abandonó el campo de juego a los 62 minutos y saludó con un apretón de manos al DT holandés, luego del conflicto que casi finaliza con la salida de la "Pulga" del conjunto catalán.

Este martes, el entrenador se distanció de aquella polémica al afirmar que "fue principalmente un conflicto entre Messi y el club".

"He hablado con Messi desde entonces y seguiremos como de costumbre", agregó el hombre que encabeza desde el banco de suplentes la nueva etapa de la institución española.