La tapa de EL DIARIO de hoy

Unión de Santa Fe tenía una misión complicada si quería seguir en la Copa Sudamericana: debía ganarle a Junior como visitante para arrebatarle el primer lugar. Y vaya si lo logró: goleó 4-0 y festejó una clasificiación histórica.

Dos minutos necesitó el "Tatenque" para ponerse en ventaja en Barranquilla. Tras un comienzo eléctrico -la primera situación fue Junior- consumó su primer ataque por el costado izquierdo y Claudio Corvalán intentó mandar el centro al punto penal, pero la pelota se desvió en un intento de Omar Albornoz por cortar el envío y se le terminó metiendo al arquero.

Con un gol en contra, entonces, el equipo que dirige Gustavo Munúa comenzó a amasar su clasificación a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Para lograr ese objetivo fue fundamental su arquero, porque Santiago Mele contribuyó de manera notable: le desvió un penal a Borja y evitó el empate de Junior.

Antes de que terminara el primer tiempo, Jonathan Álvez amplió la ventaja con un golazo. Primero un caño para sacarse de encima al marcador y luego un derechazo desde lejos que fue inatajable. El segundo tiempo no perdió ritmo: a dos minutos del reinicio, Zenón desbordó por izquierda y la picó ante la salida del arquero. Lejos de Santa Fe, el tatengue ganó 3 a 0 con comodidad.

Tan cómodo, que a un minuto del final gritó el cuarto: Gallegos, que había entrado minutos atrás, definió no bien piso el área. Otro golazo.