Tapa de la Edición Impresa

  • Farmacias de turno del día 16 de Octubre de 2021

    SANTA ROSA
    BAGLIANI - Av. Mitre 134 - Tel. 417500/425820
    DEL SOL - Av. San Martín esq. Urquiza - Tel. 418006
    PONCE - Av. Edison 1248 - Tel. 387778
    SADOWSKI - Av. Uruguay 681 - Tel. 418155

    GENERAL PICO
    SALUD VITAL - Calle 24 e/105 y 107 - Tel. 431398
    San José - Calle 16 Bis Esq. 5 - Tel. 423927
    SANTA RITA - Calle 15 Nº 639 - Tel. 422266
    SAN JUAN - Calle 10 Nº 1143 - Tel. 433237

    GENERAL ACHA
    SILVA 1 - Don Bosco y V. Rodríguez - Tel. 432406

    EDUARDO CASTEX
    SAN FRANCISCO II - 25 de Mayo y Raúl B. Díaz - Tel. 445888

Se completó el cuadro de semifinales del torneo más importante de Europa.

Olympique de Lyon venció ayer a Manchester City por 3 a 1 en el estadio José Alavade de Lisboa, Portugal, y se metió en las semifinales de la Liga de Campeones de Europa, en un partido jugado a puertas cerradas por el coronavirus.

Los delanteros Maxwel Cornet (23m. PT) y Moussa Dembélé (33m. ST y 42m. ST) marcaron para los franceses, al tiempo que Kevin De Bruyne (24m. ST) metió el empate transitorio.

El defensor argentino Nicolás Otamendi estuvo en el banco de suplentes de Manchester City pero no sumó minutos. Tampoco jugó el "Kun" Sergio Agüero, que sigue lesionado.

Con esta victoria, Olympique de Lyon se enfrentará el miércoles próximo, a las 16, al arrollador Bayern Münich, que en la jornada del viernes aplastó al Barcelona de Lionel Messi por 8 a 2.

El premio que se llevó Rudi García y su once tal vez se justificó en el orden y en la disciplina de cada uno de sus futbolistas, que aprovecharon las opciones.
Y así fue que llegó el sorpresivo 1-0 tras una contra del camerunés Karl Toko Ekambi, quien partió habilitado por una línea de tres estática y que no dio el paso adelante a tiempo, y terminó con un golazo de Cornet, un viejo verdugo -le hizo 4 goles en su carrera-.

Los dirigidos por Josep Guardiola continuaron abocados a impedir las salidas rápidas de los franceses, cuestión pendiente una vez abierto el marcador, que por generar juego con la pelota.

Manchester City salió con los mismos nombres al complemento y los resultados se repitieron: monopolización de la pelota, falta de llegadas y abuso de los centros ante la carencia de ideas.

Sin embargo, el mismo De Bruyne se halló con panorama ante la descarga de Sterling, que ganó el fondo, frenó y lo vio venir de frente, y de esta manera los 'citarinos' se desahogaron en el grito de gol del belga.

Y el equipo inglés hizo todo el desgaste, a pesar de la carencia de ideas, exigió al arquero rival, Antony Lopes, pero falló nuevamente en su endeble defensa, poco exigida, y castigada por el ingresado Moussa Dembélé en dos ocasiones.

La primera de ella se pareció al de Cornet, con una última línea adelantada y falta de reflejos para inhabilitar a los atacantes, mientras que la segunda se dio por una complicidad de Ederson, que dejó un rebote corto.