El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

El pampeano completó el Rally mas exigente del planeta al finalizar su primera participación en el top ten en la clase SSV. En autos el campeón fue Nasser Al-Attiyah.

Atrás quedó esa segunda etapa que hizo replantear un montón de cosas. Los problemas mecánicos, la incertidumbre del tiempo de demora en la reparación, el tiempo que se iba y se iba cada vez más y casi todo un Dakar por delante. Pero David Zille, nacido en 25 de Mayo y radicado en Neuquén, lo miró a Sebastián Cesana, cordobés y navegante, y le dijo que todavía había mucho por hacer y que el objetivo de estar entre los diez era posible.

El binomio argentino del equipo South Racing Can-Am había quedado muy lejos en la general de la Clase SSV y este debut impondría mucho más esfuerzo del que habían pensado. Poco a poco, etapa tras etapa, David atacó, buscó los mejores caminos, se adaptó mejor a las dunas y fue progresando en la general.

“Terminamos la primera semana con el descanso que todos necesitamos”, dijo y se esperanzó en la parte final. “Vamos a salir a atacar, porque nuestro objetivo, además de completar la carrera, es terminar entre los diez mejores” le contó a El Araucanito.

El pampeano, que se había convertido en el primer argentino en asegurar su presencia en la 44 edición del Dakar después de conseguir su lugar con una victoria como debutante en el Rally de Andalucía 2021, tuvo una gran regularidad en los cinco días finales que le permitieron llegar con chances de hacer top ten en la llamada categoría side by side.

Ayer solo quedaba acelerar y completar el último tramo, entre Bisha y Jeddah, sobre 164 kilómetros de especial con un total de 680 km. Y David fue noveno en el tramo ganado por Rokas Baciuska, mientras que el norteamericano Austin Jones (Can-Am Factory South Racing) fue campeón con 47h22m50s. Zille y Cesana fueron décimos en la general con 53h38m45s.

271856172 261980465954316 8165063088290034459 n

“La felicidad de haber cumplido con los objetivos trazados! Top diez en side sy Side en nuestro debut en el Dakar”, contó David antes de hacer flamear la bandera argentina junto a Sebastián Cesana, tan lejos de casa, pero con la sensación de haber cumplido con crecer en esta primera experiencia en la carrera más exigente del planeta.

Nasser y Sunderland

nasserweb

La 44º edición del Rally Dakar llegó hoy a su fin y en sus dos principales categorías entregó dos campeones que ya conocían la gloria: el británico Sam Sunderland (GasGas KTM) en motos y el qatarí Nasser Al Attiyah (Toyota Gazoo Racing) en autos.

Sunderland, de 32 años, ganador en 2017 sobre los caminos de Argentina, Bolivia y Paraguay, heredó el trono del salteño Kevin Benavides (Red Bull KTM), que ayer se despidió con un undécimo puesto en la duodécima etapa que unió las ciudades árabes de Bisha y Jeddah.

El británico aseguró su segunda corona en la competencia motor más exigente del mundo con un octavo lugar en el último especial de 164 kilómetros, que completó con una diferencia de 3m25s respecto de su ganador, el chileno Pablo Quintanilla (Monster Energy Honda).

En la clasificación general de la categoría, el piloto de GasGas -escudería en la que debutó este año tras seis temporadas en Red Bull KTM- acumuló un tiempo de 38:47:30 y quedó al frente con una exigua ventaja de 3:27 sobre Quintanilla, que por tercera vez ocupó el podio, ya que fue tercero en 2016 y segundo en 2020.

"Estoy realmente muy feliz, el equipo hizo un gran trabajo, quiero agradecerles a todos. Fue una competencia muy difícil y estresante", declaró el flamante campeón al llegar a la meta en Jeddah, lugar de la partida el pasado 1 de enero.

El tercer lugar en la división motos le correspondió al austríaco Matthias Walkner, campeón 2018 y compañero de equipo de Kevin Benavides en Red Bull KTM.

El argentino, que terminó en el puesto 101 de la general, resignó todas sus posibilidades el miércoles cuando debió abandonar la décima etapa por una rotura de motor cuando ocupaba un expectante quinto lugar a 10m22s de la punta.

Al día siguiente, el salteño pudo reengancharse en la competencia y se dio el gusto de obtener su primera y única victoria parcial en el Dakar 2022, que fue su sexta experiencia personal.

Benavides, de 33 años, tenía como objetivo retener el título en una marca diferente, luego de consagrarse el año pasado con Honda.

Su hermano menor Luciano, de 26 años, tampoco pudo cumplir su objetivo de lograr su mejor actuación histórica, que sigue siendo el sexto escalón ocupado en 2020 cuando el rally desembarcó en Arabia Saudita.

Después de ingresar sexto en la etapa de ayer, el piloto oficial Husqvarna terminó 13ro. en la general, posición que representa su tercer mejor resultado, ya que también fue noveno en 2019. En sus otras dos participaciones (2018 y 2021) no pudo terminar la carrera.

En autos, el qatarí Al-Attiyah conquistó su cuarto Dakar después de las ediciones ganadas en 2011, 2015 y 2019 en Sudamérica.

Ganador del prólogo y de una etapa, el qatarí finalizó en lo más alto del podio por encima del francés Sebastien Loeb (Prodrive), a 27 minutos y 46 segundos, y del saudita Yazeed Al-Rajhi (Toyota), a 1 hora 1 minuto y 13 segundos.

Líder de la general desde la primera etapa, Al-Attiyah llegó a contar con 48 minutos de ventaja antes ralentizar su marcha para administrar la ventaja en las etapas finales.

En binomio con el copiloto francés Mathieu Baumel, el qatarí de 51 años, también medallista olímpico en la prueba de tiro Skeet masculino en Londres 2012, completó su 18º Dakar personal, lo que lo convierte leyenda para la organización.

El mismo rótulo goza el argentino Orlando Terranova (Prodrive), que terminó en el cuarto lugar de los coches con diferencia 1h27m23s respecto del campeón.

El mendocino, de 42 años, sexto en la última etapa, logró su mejor ubicación en las 16 ediciones disputadas. Había sido quinto en 2013 y 2014.

Los otros argentinos participantes en la categoría se clasificaron de la siguiente manera: Sebastián Halpern (Mini), 8º; Lucio Álvarez (Overdrive Toyota), 18º y Juan Cruz Yacopini (Overdrive Toyota), 20º.

Subcampeón

El debutante argentino Francisco Moreno (Yamaha) se impuso en la duodécima y última etapa lo que le valió el subcampeonato en la categoría de los cuatriciclos, detrás del francés Alexandre Giroud.

El mendocino cubrió los 164 kilómetros cronometrados entre las ciudades de Bisha y Jeddah, Arabia Saudita, en 2:14:13, por delante del polaco Kamil Wisniewski (Yamaha) y el brasileño Marcelo Medeiro (Yamaha).

En la general, Moreno terminó en el segundo puesto con diferencia de 2:21:11 en relación a Giroud (Yamaha Racing SMX Drag'on), claro favorito desde la segunda semana de competencia por la eliminación de otros aspirantes al título.

Por primera vez, el Dakar formó parte este año de los Campeonatos del Mundo de Rally Raid de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y la Federación Internacional de Motociclismo (FIM).

La temporada 2022 se continuará con los rallys de Abu Dhabi en marzo, Kazajistán en abril, Andalucía en junio y Marruecos en octubre.