Diego volvió a atacar al ex presidente. Además dijo que Infantino "lo decepcionó".

Diego Armando Maradona cada vez que habla siempre deja un título que es portada de los principales medios deportivos no sólo de Argentina, sino del mundo.

El actual entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata criticó a Mauricio Macri y Gianni Infantino, a raíz de la designación del ex mandatario argentino como titular de la Fundación FIFA.

Maradona afirmó: "Macri tiene que ir a la cárcel con todos sus secuaces". Y agregó que "hay un montón de amigos suyos que se han hecho millonarios y no figuran en ningún diario, canal de televisión o radio".

El ex astro del fútbol mundial se refirió a una comunicación que tuvo con Infantino: "Hablé una cosa con él y me decepcionó. También volvieron Platini (Michel), Blatter (Joseph), las aguas se calmaron y se repartieron la plata entre ellos. Nadie devolvió nada. Yo renuncio a la FIFA", le comentó a C5N.

Frente a este panorama, instó a los argentinos a despertarse antes de que el hambre genera mayores estragos en el territorio: "Se van a levantar del cajón con cuatro velas y no va a haber nadie".

Como una forma de distracción para el actual Jefe de Estado Alberto Fernández, lo invitó a jugar al fútbol y reiteró su defensa para con el actual gobierno: "Yo pongo todas mis fichas a Alberto (Fernández), a la comandante (en referencia a Cristina Fernández) y a (Axel) Kicillof, sangre nueva", manifestó, a la vez que dijo: "Alberto, hermano, vamos a jugar a la pelota, distendete que ya te pelotearon de todos lados".

Además, indicó que el Presidente "tiene la espalda ancha, tiene para aguantar" y expresó: "Todo mi apoyo a Alberto, y a Cristina y a Kicillof. Después los demás que se quieran agarrar del carro, esos dan pena, porque lástima no se le tiene a nadie".