La Asociación Paraguaya de Fútbol postergó el inicio del torneo al confirmarse casaos de COVID-19.

 La APF resolvió postergar, al menos hasta el próximo miércoles 22 de julio, el retorno del torneo Apertura de Primera División, previsto para este viernes, luego de confirmar casos positivos de coronavirus "entre integrantes de los planteles de los clubes 12 de Octubre, Guaraní y San Lorenzo".

En un primer momento, la APF había anunciado que solo los partidos de los equipos involucrados serían suspendidos, pero horas más tarde resolvió posponer al completo la novena fecha, con la que se iba a reiniciar el campeonato tras un receso de cuatro meses por la pandemia.

En ese sentido, mediante un comunicado oficial, ordenó la realización de un nuevo testeo masivo en todos los planteles mencionados y los que tuvieron contacto con ellos, así también como en los árbitros afectados a la competición.

El conflicto se inició a primera hora del viernes, cuando la Comisión Médica de la APF informó que se detectaron "casos positivos entre integrantes de los planteles de los clubes 12 de Octubre, Guaraní y San Lorenzo".

En consecuencia, comunicó que "los partidos, entrenamientos y todas otras actividades que involucren a los planteles de los tres clubes citados quedan totalmente suspendidos, siguiendo los protocolos establecidos para este tipo de situaciones".

"Los casos positivos fueron detectados en tomas efectuadas a mediados de semana y cuyos resultados estuvieron en la noche de ayer. Ante dichos informes fueron activadas las medidas establecidas en los protocolos que rigen el retorno del fútbol paraguayo. La Comisión Médica de la APF hará una evaluación epimediológica de cada uno de los integrantes de dichos planteles y en base a ella se tomarán las resoluciones correspondientes en cada caso", agregó.

El torneo Apertura de Paraguay, certamen en el cual hay muchos argentinos involucrados entre futbolistas y entrenadores, iba a iniciarse este viernes con dos encuentros, para convertirse en la primera liga nacional en retornar tras el largo parate por la pandemia de coronavirus.

Entre las principales modificaciones del protocolo que se aplicará, los jugadores tendrán prohibido escupir, sonarse la nariz, besar la pelota, abrazarse, e intercambiar camisetas y banderines.

El torneo Apertura 2020 se disputó hasta la octava fecha y se suspendió el pasado 10 de marzo, cuando el decreto del Poder Ejecutivo de Paraguay obligó al cese completo de las actividades.

El certamen -que se juega a dos ruedas de partidos- se reanudará entonces desde la novena jornada, con Libertad -dirigido por el argentino Ramón Díaz- como puntero con 19 unidades, cuatro más que Olimpia, conducido por su compatriota Daniel Garnero.