La tapa de EL DIARIO de hoy

  • Farmacias de turno del día 4 de julio de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada, hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    BAGLIANI - Av. Mitre Nº 134 - Te:-4-17500 // 4-25820 2954 599667
    DEL SOL. - Av. San Martín esq. Urquiza Te: 4-18006
    PONCE - Av. Edison Nº 1248 - Te: 3-87778
    SADOWSKI – Av. Uruguay 681-Te: 4-18155

    GENERAL PICO

    SALUD VITAL - Calle 24 e/105 y 107 - Tel: 331398 Whatsapp: 2302-441000
    SÁNCHEZ Calle 20 N° 843 Tel/Fax: 331787/323443 Whatsapp: 2302-537823
    SAN JOSÉ Calle 116 bis esq. 5 - Tel: 423927
    SAN JUAN S.R.L. - Calle 10 N° 1143 - Tel: 333237

    TOAY

    SANTA LUCIA - Av. 9 de Julio & Independencia

Pablo Díaz, sobreviviente de la Noche de los Lápices, estuvo en Santa Rosa con motivo de la presentación de la obra "Lápices, un musical con memoria", de Paula Grosse y Sol Cardoso.

Este mediodía, Díaz y Grosse, junto a Juan Iaconis, ofrecieron una conferencia de prensa.

"Estamos en una instancia de memoria, de verdad, de justicia. En una instancia de poder trasladar al movimiento estudiantil secundario la necesidad de la sensibilidad social, del amor, y la necesidad de que estén orgullosos de haber peleado por una causa en la cual hoy más de 5 millones adolescentes usan ese derecho del boleto estudiantil en el país", aseguró Díaz.

Díaz recordó la denominada "Noche de los Lápices". Un hecho que ocurrió el 16 de septiembre de 1976, en La Plata y fue una de las acciones más conocidas de los actos de represión cometidos por la última dictadura cívico-militar argentina. Esa noche se inició un operativo conjunto de efectivos policiales y del Batallón 601 de Ejército para capturar a nueve jóvenes que tenían entre 16 y 18 años, y en su mayoría eran integrantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), y reclamaban por el boleto estudiantil secundario gratuito.

pablo diaz

"Tratamos de salir organizadamente para defender el boleto estudiantil que había sido suspendido y se nos identificó como potenciales subversivos", recordó. Reveló que su familia "pagó con bienes" su libertad. "Mi padre pagó como salvoconducto, como un secuestro extorsivo", aseguró.

Sobre la obra, Díaz reflexionó: "yo reconozco mucho la necesidad del arte para difundir esta historia, para difundir cualquier historia de un desaparecido como historia de vida. Me parece que es una instancia generacional necesaria encontrarse con hechos que sucedieron. Me gusta sentir esas sensaciones, que la adolescencia pueda verse reflejada en sus sueños, secretos, su juventud. El arte tiene esa composición".

Agregó que "creo que es necesario para el público, para que sepa lo que fuimos. A nosotros nos decían que teníamos peligrosidad mínima. No se si por la edad, pero yo me sentí adulto con respecto a esos sentimientos: de igualdad de derechos, de igualdad de oportunidades, de amar, de comer, comprarle los remedios a la madre. El adolescente tiene esa virtud de saberlo. El arte tomado desde ellos, con actores jóvenes, hace bien a la memoria y al presente y en la construcción del nunca más".

Negacionismo.

"El negacionismo me angustia. No es un tema cuantitativo el horror, sino hubiesen sido 30.000 desaparecidos y decir que fueron 9.000. Pongan en fila a los 9.000, y a la primera persona la desnudan, la violan, la torturan, le ponen la picana en sus pechos, vaginas, penes y luego la queman. A las 5 restantes, a quién llaman para que los ayuden, a su madre, a su padre, a sus compañeros, y su hijo y así sucesivamente. Sino les dio horror con la primera persona, hay un problema moral. No es un tema cuantitativo el horror. No es un tema de cuántos es un tema de valor humano. Es un tema de realidad, de pensamiento, de sentido común, de amor", afirmó Díaz.

"Tengo un gran rechazo a la violencia, porque tengo el olor de mi cuerpo en las heridas, y el dolor de las ausencias en el alma", completó.

Juan Iaconis, de 19 años, interpreta en la obra a Pablo Díaz. "Cuando me dijeron que tenía que interpretar a Pablo, investigué por cuenta propia. Pero dije que no tendría aceptar tanto eso sino, pensar en que yo también milito, milito por la felicidad, también uso el bondi, y dije: voy a utilizar ese recurso, ser yo", aseguró. Dijo que "no me canso de interpretarlo, que sepan que esto pasó, y lo mostramos mediante el arte. Los jóvenes lo toman y se abre el debate en los colegios y se habla, es lo que buscamos".

Para cerrar, Grosse dijo que la idea de la obra "es recordar la lucha de esos jóvenes y traerla al presente, invitar a reflexionar y al dialogo para seguir construyendo memoria".

La obra cuenta con 17 actores y actrices en escena y músicos en vivo que interpretan clásicos del rock nacional. El libro es de Sol Cardozo y Paula Grosse, que además es la directora general. La asistencia de dirección y coreografías están a cargo de Magalí Gigena, la dirección actoral de Carolina Aguerrido, la dirección vocal de Ariel Madrides y la producción general de Lucía Benini.