Pais

Protesta paraliza una fábrica de Techint que produce caños para el gasoducto

Los empleados de la planta ubicada en Valentin Alsina votaron este viernes la medida, por tiempo indeterminado, luego de un conflicto con la empresa alrededor del contrato de 12 trabajadores.

La planta de Tenaris Siat de Valentín Alsina quedó parada este viernes luego de una medida de fuerza de sus empleados. El establecimiento tiene la tarea de fabricar los tubos para el gasoducto Néstor Kirchner, una obra que el Gobierno considera vital para poder explotar cuanto antes el yacimiento Vaca Muerta, capitalizar el pico en los precios mundiales de la energía y reducir las importaciones en ese rubro.

Los empleados de la empresa celebraron esta mañana una asamblea en la que votaron a mano alzada el paro por tiempo indeterminado. La medida de fuerza se decidió después de que no se les renovara el contrato un grupo de trabajadores tomados en forma temporal. Según la representación gremial, la firma está violando una conciliación obligatoria al impedir que esos empleados continúen trabajando.

"Fabrica parada. Resolución de Asamblea", anunció en redes sociales la Comisión Interna, pare de la Unión Obrera Metalúrgica de Avellaneda.

"Desde el día de ayer empezaron a mandar telegramas y nosotros lo decimos con todas las letras, son despidos. La empresa dice que ha contratado personal y que a ese personal ahora no le renueva el contrato", dijo José Villa, representante de la comisión interna de Tenaris Siat en declaraciones a Barricada TV.

"El grupo Techint aplica los contratos temporarios por tres meses en todas las plantas de la empresa, pero no son trabajos por tres meses. Acá no hay respeto al convenio colectivo de trabajo de la UOM", agregó.

Parte de la obra del gasoducto requerirá de 48.000 caños de 36 pulgadas de diámetro y 12 metros de largo –adjudicados a la firma Techint- que están próximos a comenzar a fabricarse y que requerirán 14.000 viajes en camión para transportarlos hacia los tres frentes de obra, con despachos previstos cada siete minutos en un operativo logístico que insumirá las 24 horas del día.

El martes último, el ministro de Economía, Sergio Massa, participó en Campana de un acto por el inicio del traslado de los caños para la construcción del gasoducto. Y fue claro respecto de la relevancia que tiene para su gestión: "Si estuviese funcionando el gasoducto, este año hubiésemos ahorrado USD 4.900 millones", dijo.

El funcionario incluso fijó el 20 de junio del año próximo como fecha de inauguración de la obra, que se busca hacer avanzar sin demora.

Los primeros camiones con caños para la construcción del Gasoducto que unirá las localidades de Tratayén y Salliqueló, salieron esta semana desde Campana y para dar inicio a ese recorrido. Por eso es que el martes Energía Argentina realizó un acto en el predio de la empresa Euroamérica, lugar desde donde salieron los primeros despachos de cañerías.

"El 20 de junio de 2023 tenemos que inaugurar el gasoducto para que en julio los argentinos no tengamos que depender de nadie", dijo Massa en el acto.

También te puede interesar...