Pais

Se enfría la posibilidad de diálogo entre Cristina y Macri

"No hay nada en agenda. El espíritu de diálogo siempre está, pero por ahora no hay nada", respondieron a Noticias Argentinas desde el entorno de la titular del Senado.

Luego de que en los últimos había quedado la puerta abierta a un eventual encuentro entre la vicepresidenta Cristina Kirchner y el exmandatario Mauricio Macri, para "alcanzar ciertos puntos de acuerdo" que permitan generar políticas de largo plazo, esa posibilidad comienza a verse cada vez más lejana.

"No hay nada en agenda. El espíritu de diálogo siempre está, pero por ahora no hay nada", respondieron a Noticias Argentinas desde el entorno de la titular del Senado, ante la consulta puntual acerca de si se habían avanzado las negociaciones para que se concretara el cónclave entre ambos dirigentes políticos.

Si bien Mauricio Macri había planteado días atrás que podría llegar a reunirse con Cristina Kirchner con la condición de que sea con "la Constitución sobre la mesa", desde el entorno del exmandatario comenzaron a cuestionar los motivos de esa posible reunión.

En ese marco, la pregunta recurrente surge en torno a qué temas podrían acordado, dado que consideran que la agenda del expresidente es "sumamente distinta a la que tiene Cristina", ya que consideran que la vicepresidenta está "obsesionada con la Justicia" mientras que Macri "piensa en los problemas de los argentinos".

Días atrás, el fundador del PRO se había mostrado abierto a la posibilidad de un encuentro cara a cara con la vicepresidenta, cuando durante una recorrida por el partido bonaerense de Junín respondió de manera afirmativa ante la pregunta de un cronista de Noticias Junín respecto de la posibilidad aceptar ser parte de un llamado a dialogar con la referente del Frente de Todos.

A pesar de que no rechazó una eventual reunión con la ex presidenta, Macri no se guardó críticas para la titular del Senado: "Las ideas de Cristina Kirchner han destruido a la Argentina".

En sintonía, el ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri, opinó que no veía "una razón" clara para que ambos dirigentes se junten a conversar, y consideró que sería un encuentro "muy forzado".

"Muy remoto, muy forzado, lo veo hoy. Yo no descarto nada, pero la verdad es que no veo una razón para que hablen, y si la hubiera, tendría que ser como corresponde, más que a partir de la intención de alguno, con una agenda real de temas concretos", argumentó el funcionario del Gobierno de la Ciudad en declaraciones radiales.

El debate se generó cuando el senador nacional y hombre de confianza de Cristina Kirchner, Oscar Parrilli, consideró necesario "retomar la senda del diálogo" entre el oficialismo y la oposición, luego del intento de asesinato de la vicepresidenta.

"Cristina plantea necesario dejar de lado los agravios entre dirigentes y tener la capacidad de dialogar y discutir de manera democrática para buscar soluciones a los gravísimos problemas que tiene la Argentina", planteó el senador en declaraciones radiales.

A casi una semana de que se incremente la posibilidad de un encuentro entre los máximos representantes del oficialismo y la oposición, lo cierto es que aún hay más preguntas que respuestas respecto de un cónclave que parece difícil que termine de gestarse en el corto plazo.

También te puede interesar...