La Pampa

Alto acatamiento en el paro de judiciales: advierten que profundizarán la lucha

"Si no tenemos respuestas, la semana próxima el plan de lucha se intensificará", dijo la secretaria general de los Judiciales, Susana Funes.

La secretaria general del Sindicato de Trabajadores Judiciales, Susana Funes, afirmó este jueves que el paro de 24 horas tuvo un "alto acatamiento" en los tribunales y juzgados de Paz de la provincia. "Ante la falta de escucha y de respuesta, seguramente esto se irá profundizando", le dijo la gremialista a El Diario.

Este viernes se realizarán asambleas en Acha y en Santa Rosa, para definir los pasos a seguir en la semana próxima. Funes adelantó que seguramente habrá asambleas y retiros de los lugares de trabajo. La sindicalista adviritó que existe mucho descontento entre los trabajadores. El martes pasado desde el STJ ofrecieron recategorizar a 42 trabajadores que debían tener ese beneficio en 2020 y 2021, pero la propuesta no contempló a los 147 trabajadores que debían recategorizar este año.

"No hay ofrecido nada, eso ya es parte de los derechos de los trabajadores, no es negociable", aclaró Funes, quien recordó que desde 2014 existe un acuerdo paritario que estableció recategorizaciones automáticas, que no se está cumpliendo con la excusa de restricciones presupuestarias.

"Cuando mandan el proyecto de presupuesto desde el STJ, esto ya debería estar. Pero no lo defienden los jueces", reprochó la dirigente de judiciales.

Funes mencionó que además de las recategorizaciones hay reclamos salariales y de condiciones laborales pendientes. Y recordó un reclamo histórico del sector, la "porcentualidad" (enganche con los sueldos de los jueces) que se perdió en 1991 por un decreto del entonces gobernador Rubén Marín y nunca se recuperó.

"Un ministro del STJ cobra arriba de un millón de pesos y tenemos compañeros por debajo de la línea de pobreza", comparó. "Un gobierno peronista nos quitó ese derecho y este gobierno peronista no lo devuelve", recriminó.

Finalmente, Funes aclaró que, a pesar del alto acatamiento de la medida de fuerza, las audiencias en la Ciudad Judicial, por ejemplo, se realizaron este jueves de todos modos porque los magistrados y los funcionarios judiciales se hicieron cargo de sostenerlas.

Los judiciales de la provincia tienen dos reclamos concretos: recategorizaciones automáticas y las dos categorías de maestranza que fueron creadas en 2014. Pero no son los únicos.

El jueves de la semana pasada, los trabajadores y trabajadoras judiciales se retiraron del lugar de trabajo a las 10 de la mañana. Ante esa decisión desde el STJ convocaron a una reunión donde el gremio esperaba "escuchar una propuesta superadora de los pedidos del Sector Judicial", pero nada de esto ocurrió. "Una vez más, se reiteraron los dichos de principios del año, 'todo sujeto al presupuesto', por lo que los trabajadores judiciales nos vemos forzados a ir a un paro de actividades".

Funes detalló que reclaman "las recategorizaciones de 2020, 2021, que son 42 compañeros, y las de 2022, alrededor de 140 compañeros; incorporación a la escala salarial de las ramas de maestranza, creadas en 2014 y que hasta la fecha ningún compañero pudo acceder, y subir la recategorización a oficial superior de primera".

Además, dijo que "los planteos siguen siendo los mismos, por condiciones edilicias, mobiliarios, tecnología... Hoy en los juzgados de paz los compañeros de trabajo no tienen las herramientas para trabajar, muchos se llevan su computadora, las impresoras las presta el municipio... Bonificaciones, viáticos, que se pide año tras año y no hubo una resolución al pedido que le hicimos al Superior Tribunal de Justicia".

También te puede interesar...