La interventora de la AFI, Cristina Caamaño, denunció que las tareas realizada durante la gestión de Mauricio Macri, no estuvieron "ordenadas ni autorizadas por ningún magistrado". Entre los familiares está la pampeana Anabela Aguirre, esposa de Enrique Castillo.

La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño, presentó este miércoles a la mañana ante la justicia federal de Mar del Plata una denuncia por espionaje ilegal realizado sobre familiares de los tripulantes del ARA San Juan, mientras el submarino aún permanecía desaparecido.

En el texto, Cristina Caamaño subrayó que “las tareas” ventiladas “no se encuentran ordenadas ni autorizadas por ningún magistrado; sólo fueron dispuestas por las autoridades del organismo que hoy se encuentra intervenido”.

Entre los familiares de los tripulantes desaparecidos está la pampeana, Anabela Aguirre, esposa de Enrique Castillo. La foto que ilustra la nota fue subida el año pasado en su muro de Facebook, cuando se cumplieron dos años de la tragedia.

 “Dos años sin justicia y un dolor que nunca se borrará de nuestros corazones", dijo Aguirre en aquel momento. Y agregó: "como argentinos no olvidemos a nuestros 44 héroes que dieron la vida por cuidar nuestros recursos. ¡Ara San Juan por siempre en nuestros corazones”.

Soportes digitales

El material en el que se basa la denuncia de Caamaño fue hallado en soportes digitales encontrados en la Delegación Mar del Plata de la Agencia Federal de Inteligencia y analizados con motivo de un requerimiento judicial realizado por Juzgado Federal de Primera Instancia de Dolores, en el marco de otra causa.

En los registros, constan seguimientos efectuados en las manifestaciones que se llevaron adelante en la ciudad bonaerense, cuando las tareas de búsqueda y rescate todavía no habían dado con los restos de la nave.

Los informes, fechados entre enero y junio de 2018, muestran seguimientos sistemáticos y fotografías tomadas frente a la Base Naval de Mar del Plata o durante otras actividades realizadas, por ejemplo, en el Concejo Deliberante de esa ciudad o en el monumento al General San Martín local, tanto de las columnas, como a referentes de los grupos de familiares.

“El material acompañado demuestra que la Agencia Federal de Inteligencia hizo inteligencia sobre familiares, amigos y allegados de los tripulantes del ARA San Juan, y ello por el solo hecho de pertenecer al colectivo de familiares de las víctimas del hundimiento”, agrega el escrito.

La titular de la AFI indicó en la denuncia que “queda claro que los familiares de las víctimas no pertenecen a grupos terroristas y/o de criminalidad organizada, y menos aún que las tareas de inteligencia llevadas a cabo cuentan con algún tipo de venia jurisdiccional. Más aún, la Agencia no tenía –y menos aún hoy tiene- competencias para realizar este tipo de tareas”.

En la presentación judicial -realizada ante la Fiscalía Federal Nº 2 de Mar del Plata, cuyo titular es el fiscal Daniel Adler- se solicita la citación a indagatoria del jefe de la Delegación Mar del Plata de entonces; del ex director de Reunión Interior; de la ex subdirectora de la AFI, Silvia Majdalani; del ex director general del organismo, Gustavo Arribas, y del ex presidente de la Nación “en su calidad de responsable de fijar los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política Política de Inteligencia Nacional (art. 12, ley 25.520)”.