El exmandatario, segundo en la elección presidencial en Bolivia, dijo que el resultado del conteo rápido es "muy contundente y muy claro".

El candidato presidencial que quedó segundo según los sondeos de boca de urna en Bolivia, el exmandatario Carlos Mesa, reconoció hoy la derrota en las elecciones de ayer y prometió que encabezará "la oposición constructiva" al futuro Gobierno de Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS).

“El resultado del conteo rápido es muy contundente y muy claro. Es un resultado que consideramos que no va a modificarse cuando conozcamos los resultados oficiales. Vamos a demandar que se combatan las crisis de salud, económica y de corrupción”, aseguró el dirigente frente a la televisión local.

"Ser oposición implica ser parte fundamental de la consciencia de la sociedad Bolivia, y también implica fiscalizar, demandar y exigir la confrontación democrática necesaria para alcanzar estos objetivos", agregó el candidato de Comunidad Ciudadana.

Los sondeos de boca de urna difundidos durante esta madrugada, cuando aún el escrutinio oficial avanzaba a cuentagotas, otorgó una amplia victoria en primera vuelta al binomio de Arce y David Choquehuanca, del partido del expresidente Evo Morales.

La victoria de Arce en los comicios marca el retorno del MAS al poder en Bolivia, 11 meses después de que Morales fuera obligado a renunciar por la cúpula militar y policial, en un golpe de Estado concretado en medio de protestas en las calles por supuestas irregularidades en la reelección del exmandatario, tras casi 14 años de mandato.

(Télam)