El mendocino hizo la pole, ganó la serie y la final de la C3. Menvielle fue 23ro.

Pole position, victoria en su serie y en la final, y acceso a la cima del campeonato. La cosecha fue perfecta para el mendocino Julián Santero en el autódromo Roberto Mouras de La Plata, donde la Clase 3 de Turismo Nacional hizo su regreso después de siete meses de inactividad por la pandemia de Coronavirus.  El pampeano Matías Menvielle (Cruze) después de algunos problemas en la largada, fue vigésimo tercero.

A Santero le importó poco que la tercera fecha no se disputara en un día convencional. No se mareó por correr un martes y lo demostró en la pista platense, donde mantuvo al frente a su Toyota Corolla durante las 14 vueltas que duró la prueba.

Leonel Larrauri, en el inicio, y Antonino García, después del retraso del santafesino por un leve trompo, poco pudieron hacer para alcanzar a Santero, quien extendió así sus festejos porque hace solo dos días se subió al podio de Súper TC2000 en Alta Gracia.

García cruzó la bandera de cuadros en la segunda colocación con su Ford Focus, mientras que Larrauri finalizó tercero con su Honda Civic.

“Es una buena noticia quedar primeros en el campeonato. Tenemos un buen auto”, analizó Santero después de lograr su segunda victoria del año y trepar a lo más alto del campeonato, superando a Manuel Urcera y Leonel Pernía.

Con 40 kilos extra sobre su Corolla, el piloto de Guaymallén deberá revalidar mañana las credenciales que expuso hoy, incluso desde los entrenamientos. Es que el Mouras platense también albergará este miércoles la cuarta fecha del campeonato.

“Con kilos no va a ser igual, pero vamos a intentar sumar para el campeonato”, advirtió Santero.

El cronograma indica que habrá actividad desde temprano con los entrenamientos, la clasificación y las series, y que por la tarde, a las 17:15, se llevará a cabo la final, con una duración de 14 vueltas o 40 minutos como máximo.