Tiene gastroenteritis y hoy se ausentó de la práctica de Boca.

El defensor peruano Carlos Zambrano se ausentó hoy de la práctica de Boca, a tres días de cerrar el grupo H de la Copa Libertadores frente a Caracas de Venezuela, como local.

El marcador central, luego de su presencia con la Selección de Perú en el inicio de las Eliminatorias sudamericanas, padece un cuadro de gastroenteritis, del cual se debe esperar la evolución para saber si estará disponible.

El entrenador Miguel Angel Russo, de todas formas, había pensado en resguardarlo físicamente luego del trajín de Eliminatorias, teniendo en cuenta que el "Xeneize" ya está clasificado a octavos de final en el certamen subcontinental.

Este lunes, en la práctica matutina en el Centro de Entrenamiento de la localidad bonaerense de Ezeiza, Russo no dio indicios del equipo que plantará el próximo jueves en el estadio "La Bombonera".

De todas formas, se sabe que la única duda sería la presencia del colombiano Jorman Campuzano, que tiene dos tarjetas amarillas acumuladas (el otro es Emmanuel Mas) y si recibe la tercera ante Caracas se perderá el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores.

En principio, la idea de Russo es no guardar ningún futbolista a pesar de ya tener el primer puesto asegurado, por lo que colocaría a Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Frank Fabra; Campuzano o Nicolás Capaldo; Eduardo Salvio, Guillermo Fernández, Edwin Cardona; Carlos Tevez y Franco Soldano.

Almendra sigue sin aparecer.

Además del conocido caso del colombiano Sebastián Villa, el otro punto de conflicto que tiene el plantel de Boca es el del juvenil Agustín Almendra.

En ese caso, se arrastra desde el 9 de octubre, cuando venció el plazo de la licencia que había solicitado por motivos personales.

El mediocampista, con contrato hasta junio de 2022, no volvió a presentarse a las prácticas y la dirigencia derivó el tratamiento de su situación al departamento de Legales.

Almendra, quien además dio positivo en coronavirus al regresar con el plantel a los entrenamientos, no fue de la partida en los encuentros de Copa Libertadores que disputó Boca a partir del 17 de septiembre, por determinación del cuerpo técnico encabezado por el DT Miguel Ángel Russo.

El caso del juvenil llama más la atención debido a que estuvo en el radar de varios equipos europeos -Nápoli de Italia llegó a ofrecer 29 millones de euros por su ficha- y su cláusula es de 30 millones de la misma moneda.

Sin embargo, la continuidad del mediocampista con la camiseta azul y oro es una incógnita: hasta el momento, lo único que se sabe desde la institución es que evalúan sancionarlo con una multa económica, al tiempo que se espera que se reintegre a las prácticas para ponerle punto final al conflicto.

(NA)