Con el OK del Gobierno nacional, el seleccionado nacional de rugby regresará a las prácticas.

La Selección argentina masculina de rugby, Los Pumas, recibió el permiso de excepción del Gobierno nacional para poder retomar los entrenamientos presenciales, bajo protocolo, de cara a la disputa del Rugby Championship entre noviembre y diciembre próximos, en Nueva Zelanda.

A través de una la Decisión Administrativa 1450/2020 publicada en el Boletín Oficial, con la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, determinó que la Unión Argentina de Rugby (UAR) será quien deba garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas en el protocolo del deporte para preservar la salud de los miembros de Los Pumas.

La decisión oficial exceptúa también a los clubes y gimnasios donde realicen su entrenamiento los jugadores, que deberán ser sanitizados ante cada sesión.

Luego de la habilitación que recibieron atletas olímpicos, paralímpicos y los clubes de fútbol pertenecientes a los torneos profesionales de AFA, la norma alcanza ahora a Los Pumas, que tendrán como principal desafío el Rugby Championship, que debió ser reprogramado debido a la pandemia.

Esa competencia, que reúne a los cuatro seleccionados más importantes del Hemisferio Sur, se juega anualmente entre la primera semana de agosto y la primera de octubre, pero la paralisis de la pandemia de coronavirus obligó a su reprogramación.

Los Pumas podrán contar con los jugadores que emigraron hacia Europa, según autorizó la World Rugby, una medida necesaria para mantener su competitividad, ya que de la lista preliminar que dio el entrenador Mario Ledesma con 61 apellidos, 19 estarán al momento del torneo en el Viejo Continente.