La tapa de EL DIARIO de hoy

La comisión de Transportes emitió hoy un dictamen de consenso que declara la emergencia del sistema de transporte público automotor de pasajeros en el Interior del país hasta el 31 de diciembre, lo cual implica el desembolso hasta esa fecha de 59.500 millones de pesos.

Entre los objetivos, también se menciona la implementación del sistema SUBE en todo el territorio nacional.

El dictamen hubiera sido unánime si el diputado de Identidad Bonaerense Florencio Randazzo no lo hubiera rechazado por sus críticas al alcance de la emergencia y a la facultad delegada al Poder Ejecutivo.

Tras el visto bueno de la comisión de Transportes, el debate continuará en la Comisión de Presupuesto.

También se acordó discutir una nueva ley que regule la distribución federal de subsidios, con el objetivo de eliminar las asimetrías entre lo que recibe el AMBA y el Interior.

De acuerdo a datos de la propia secretaría de Transporte, el AMBA concentra (sin contar las ampliaciones presupuestarias) el 84% de los subsidios totales, mientras que a las provincias les queda el 16% restante, pese a tener al 63% de la población del país según el censo demográfico del 2010.

La tarifa de arranque del AMBA es de 18 pesos (aunque se anunció una suba inminente del 40%), mientras que en el Interior está en un rango de entre 24 y 80 pesos.

Otro tema que sobrevolará las discusiones de la comisión tiene que ver con el traspaso a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de las 32 líneas que circulan exclusivamente por su territorio.