El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

Con temperaturas superiores a los 40 grados en parte del país debido a una intensa ola de calor, la demanda energética alcanzó hoy un nuevo pico de 28.136 MW a las 14:05, lo que obligó al Gobierno a recurrir a importaciones desde Brasil y Paraguay para abastecer el sistema.

De esta forma se superó el máximo de 27.550 MW que se produjo en la víspera a las 15:15, que a su vez había quebrado el anterior tope del martes 11 de enero, de 27.234 MW.

Tras alcanzar el nuevo récord se produjo una leve baja en el requerimiento de energía y a las 14:40 se ubicaba en 26.000 MW.

Los datos surgen de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA).

Para sostener la red eléctrica, cerca de las 15 la Argentina importaba 929 MW de Brasil y 20 MW desde Paraguay.

En horas de la mañana Central Puerto sufrió una falla en su funcionamiento y cerca de 8.000 usuarios del AMBA sufrieron cortes de energía.

En tanto, otro inconveniente más significativo, en un transformador de la subestación Edison, dejó sin luz a más de 150.000 vecinos de barrios porteños como Palermo y Belgrano, y de zonas del norte del Gran Buenos Aires, abastecidas por la firma Edenor.

El apagón afectó el funcionamiento del ferrocarril Mitre y también a la Quinta Presidencial de Olivos.

Ante los pronósticos que anunciaban la ola de calor que está padeciendo gran parte del país, el Gobierno dispuso que los empleados públicos no concurran a sus puestos de trabajo y realicen, en cambio, tareas de "home office" para intentar reducir el consumo.

También la Casa Rosada acordó con empresarios e industriales una reducción de la demanda de energía eléctrica en áreas productivas en los últimos dos días, en busca de robustecer el abastecimientos de clientes residenciales.

En las últimas horas, el Gobierno remarcó que funcionarios nacionales están "monitoreando" el impacto de las altas temperaturas en el suministro eléctrico.

"El sistema está trabajando a tope. Nos hemos comunicado con los grandes usuarios, que más demandan y no tienen ciclo continuado, para que en horario pico reduzcan la demanda de energía", afirmó el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez.

"Estamos ante un pico de demanda histórico, en medio de un proceso de crecimiento económico que se combina con una ola de calor en todo el país, y por eso les hemos pedido el acompañamiento y solidaridad al sector que mayor energía demanda, que es la industria con un 30%, esperamos que eso se pueda notar", añadió el funcionario.

Finalmente, Martínez dijo que el sistema energético nacional hoy "genera la energía suficiente que demanda la Argentina, pero con mayor crecimiento son desafíos que hay que ir tomando".

(NA)