El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

Al menos nueve personas atacaron el ingreso ubicado sobre la calle Piedras. El juez federal Luis Rodríguez investiga el caso. Amplio repudio de todo el arco político y del presidente Alberto Fernández.

Al menos nueve personas atacaron con bombas molotov el acceso principal al edificio del Grupo Clarín, ubicado sobre la calle Piedras al 1700, en el barrio de Barracas, según informó el propio medio y quedó registrado en cámaras de seguridad.

En las filmaciones, que muestran toda la secuencia, se puede ver a los atacantes arrojar explosivos sobre la vereda y el hall de entrada al edificio, provocando un principio de incendio. El diario Clarín informó que no se reportaron heridos ni daños materiales. En el edificio quedaron manchas de combustible y rastros del fuego.

Personal de seguridad realizó un reporte del hecho: a las 23:05 del lunes, se observó a los encapuchados llegar caminando por la calle Piedras hasta el frente del edificio, donde encendieron y arrojaron entre 7 y 8 bombas molotov.

A las 23:15, una dotación de Bomberos llegó al lugar. No hizo falta su intervención porque el fuego ya había sido sofocado. Minutos más tarde, arribó personal de la comisaría 4D, a cargo del oficial Alexis Gómez, quienes junto a los Bomberos realizaron las pericias correspondientes. La investigación quedó bajo la órbita del juez federal Luis Rodríguez. No hubo heridos ni daños materiales.

“Estamos esperando que se investigue el hecho, no es serio con respecto a lo que pasó, pero sí es muy serio con respecto a lo que significa”, aseguró Ricardo Roa, editor general de Clarín, en un reportaje concedido a Luis Novaresio en radio La Red.

“Hubo un atentado a la noche, tiraron las bombas y se fueron. No hubo daños importantes. Lo que hay es una preocupación porque aparece un grupo de no sabemos quiénes haciendo algo que está en el corazón de la intolerancia, de no aceptar el papel de los periodistas”, agregó el periodista.

“No hubo panfletos, no sabemos quiénes son. Tiene el aroma a esos grupitos anarcos que andan por la vida haciendo cosas parecidas. Si uno mira hacia atrás, han habido este tipo de cosas en algunas reparticiones. Es un grupo minoritario, que no se ha identificado, y no sé con quién tiene que ver”, completó.

El responsable periodístico del diario confirmó que las autoridades del Grupo están en contacto con el gobierno nacional.