La agrupación Movilidad Sustentable La Pampa criticó que se mantenga como velocidad máxima 70 km/h en la Avenida Perón. "Es un cuestión de privilegios", lamentaron sus miembros.

La agrupación Movilidad Sustentable La Pampa difundió un documento bajo el titulo “Av. Perón, una cuestión de privilegios”, a partir del siniestro vial ocurrido a principios de semana, cuando un vehículo atropelló a dos ciclistas en horas de la mañana.

“Un nuevo siniestro que involucra a ciclistas en la Avenida Perón, deja al desnudo la desidia de quienes nos desgobiernan (hoy, los 4 años anteriores y todos los años que quieran ir hacia atrás)”, planteó la agrupación.

“¿Hasta cuando debemos continuar con la lógica del privilegio promovida y aceptada por quienes deberían bregar por la vida y la salud de las personas?”, se preguntó.

“¿Privilegio? Si, la Avenida Perón se ha convertido en una cuestión de privilegios, donde quienes pueden acceder a comprar un automotor o una motocicleta para trasladarse podrán hacerlo por la calzada principal, lisa y asfaltada. En cambio, aquellas personas que no logren acceder a un vehículo motorizado le quedarán 3 opciones”, indicó.

En primer lugar, los ciclistas “podrán elegir transitar por la calzada principal, lisa y asfaltada, como la Ley Nacional de tránsito n° 24449 se los permite, asumiendo el riesgo de circular con colectivos, autos y motos que circulan en exceso de velocidad, con conductores desaprensivos que utilizan su celular mientras manejan, pero ahorrando esfuerzo, evitando llegar al trabajo con tierra en la ropa y el cuerpo”.

En segundo término, “podrán elegir transitar por las colectoras de tierra, la mayoría de las veces repleta de arena de médano en algunos sectores, y serrucho en otras. Quienes optaren por este camino ganarán en seguridad, alejándose de la locura que acecha en la calzada principal. Pero el esfuerzo que deban hacer será mayor, la pinchaduras serán más frecuentes, y la tierra en su ropa será moneda corriente”.

En tercer lugar, “podrán optar por tomar el transporte público, con un costo diario. En muchos casos asumiendo el riesgo de esperar muy cerca de la calzada principal y a la intemperie, por la falta de refugios que han sido destruidos por vehículos motorizados”.

“No podemos seguir promoviendo ciudades, donde los vehículos de mayor coste sean los privilegiados”, protestó.

“Las soluciones deben ser integrales, y deben poner en primer lugar la salud y la vida de las personas. Por ello, no podemos aceptar que se siga promoviendo la velocidad de 70 km/h en una avenida, porque a mayor velocidad, mayor riesgo de muerte”, alertó.

Finalmente, exigieron “una ciclovía URGENTE para que las/los cientos de ciclistas que circulan por Avenida Perón puedan hacerlo de manera segura, y en las mismas condiciones de comodidad que pueden hacerlo quienes circulan por la calzada principal”.

“La misma debe ser el resultado de un trabajo en conjunto entre equipos técnicos de los Municipios, Asociaciones Civiles, Fundaciones y agrupaciones de ciclistas, peatones y personas con discapacidad. Una solución integral. Basta de violencia vial”, concluyeron.