El Ejecutivo metió presión para que el Concejo apruebe la adaptación que tienda a una paridad de género en el personal del transporte público.  La directora Gabriela Bonavitta remarcó la importancia de las iniciativas en ese sentido.

La directora de Políticas de Género y Diversidad del municipio, Gabriela Bonavitta, destacó el tratamiento que se está dando en el Concejo Deliberante al proyecto que busca lograr una paridad de género en el marco del ingreso de nuevo personal para el Ente Municipal de Transporte Urbano.

La funcionaria planteó: “Siempre intentar llegar a la paridad de género en todos los ámbitos ha sido una deuda pendiente para nuestra sociedad. Y no solo para el caso de las mujeres, sino también para el caso de las diversidades sexo-genéricas por el solo hecho de romper un poco con los roles y los estereotipos de género ya establecidos. Por eso considero que es necesario comenzar a desnaturalizar ese tipo de pensamientos, para comenzar ya a pensar a mujeres y diversidades en todo tipo de trabajos, ya que me parece que la pregunta que realmente nos debemos hacer es ¿por qué no podríamos hacerlo?”.

A partir de ese proyecto, que actualmente se encuentra con dictamen de comisión para ser aprobado este jueves por el Concejo Deliberante, se propicia la incorporación gradual de personal diverso para lograr paridad de género en el EMTU.

Otro proyecto busca crear un Programa de Perspectiva de Género en la formación profesional de personas que conduzcan el transporte público y privado de pasajeros de la ciudad, a propuesta de la concejala Alba Fernández.  

Bonavitta señaló además que será importante articular un trabajo en conjunto entre las direcciones de Políticas de Género, de Transporte y de Tránsito del municipio, como una forma de asegurar el efectivo cumplimiento de la instancia de capacitación por parte de los choferes. En el marco del proyecto recientemente aprobado en el Concejo, se determinó que la capacitación en perspectiva de género será requisito excluyente para poder renovar su licencia de conducir. Por lo cual quienes no participen del programa de formación no podrán renovar su licencia.

Por otro lado, reflexionó que “también será importante la responsabilidad social y el aporte que cada uno, cada une, haga para erradicar o disminuir la violencia por motivos de género. Ahí es cuando es necesario tomar conciencia y capacitarse para saber cuáles son las situaciones a las que debemos estar alerta, y que es lo que se puede hacer. También sobre ¿qué es la violencia simbólica o verbal?, ¿qué es el acoso callejero?, ¿qué cosa pensamos que puede llegar a ser un chiste o algo que tenemos naturalizado y realmente no lo es?, como una forma de identificar y desnaturalizar todas estas prácticas, a fin de disminuirlas o erradicarlas definitivamente”.

Puntualizó además que para visibilizar ciertas formas de violencia, primero es necesario desnaturalizarlas. Dijo que “es importante el rol que deben tener los medios de comunicación y la sociedad en general, para identificar situaciones en que surgen ciertos comentarios que nos presentan como chistes, pero que en definitiva son formas de machismo que siguen reforzando una idea de roles y estereotipos ya establecidos para mujeres y diversidades sexuales, de manera de no celebrarlos ni distribuirlos. Creo que es preciso desnaturalizar esas prácticas para que nos molesten, y nos demos cuenta que hay algo que no está bien, y poder después intervenir sobre ello”.