El Gallito Canta  Tapas de la edición de papel  ico_radio.png

Tapa de la Edición Impresa

  • Farmacias de turno del día 27 de enero de 2022

    Los turnos son desde las 8:30 A.M. de la fecha indicada hasta las 8:30 A.M. del día siguiente.

    SANTA ROSA

    AUSTRAL - Ameghino y Valerga - Te.: 4-15100
    CAZAUX – Garibaldi 498 – Tel 4-15600
    PASTEUR - Escalante y Pico - Te: 4-10110
    WALL MAPU – R. Saenz Peña 915 - Te: 8-34344

    GENERAL PICO

    SANTO DOMINGO - Calle 24 esq. 25 - Tel: 430552
    ECONOMED - Calle 17 Nº 739 e/ Ave. y 16 - Tel: 331050
    CALEGARI - Calle 17 (Oeste) Nº 450 e/ 108 y 110 - Tel: 423106
    ALVAREZ - Calle 20 Nº 309 e/ 5 y 7 - Tel: 337057

    GENERAL ACHA 

    EDUARDO CASTEX 

    TOAY

La fiscal Ivana Hernández (foto) pidió otros 60 días de prisión. La denunciante, Carla Villar, espera que se le ponga fecha al juicio. El imputado tiene otros dos legajos por violencia de géneroa

La justicia extendió por 60 días la prisión domiciliaria al padre acusado de abuso sexual a uno de sus hijos. El imputado tienen además otras dos denuncias por violencia de género realizadas por exparejas. Carla Villar, la denunciante del caso, espera ahora la definición de la fecha del juicio. Por este caso, la agrupación “Tamboras del Viento” insistió en el pedido de una “reforma judicial real y feminista”.

En una audiencia realizada ayer en los Tribunales de General Pico, la jueza María Jimena Cardoso hizo lugar al pedido de extensión de la prisión a un hombre, de 31 años, por el abuso sexual de uno de sus hijos, menor de edad.

La fiscal de la causa, Ivana Hernández, solicitó la prórroga por 60 días de la prisión preventiva, no sólo por el legajo de abuso sino también por otras dos causas por violencia de género, a lo que la jueza hizo lugar.

Carla Villar, expareja del acusado, se mostró satisfecha a medias por la decisión. “Es como un consuelo de tontos, no está libre. Sigue teniendo privilegios y continúa en su casa”, dijo a El Diario.

Al respecto, la fiscal explicó que “la jueza merituó una serie de datos sobre el comportamiento del acusado, se tuvo en cuenta que cumple la domiciliaria en Santa Rosa y las denunciantes no residen en la misma localidad, son de General Pico y Caleufú”

La decisión incluye una medida de restricción de acercamiento y comunicación sobre las tres denunciantes, hasta el próximo 17 de agosto.

Sobre la fecha posible del juicio, Hernández indicó que “la acusación esta lista y va a ser presentada en breve, en las próximas horas. Luego habrá una audiencia de ofrecimiento de pruebas y luego una audiencia de juicio, donde se dispone cuando se hará el debate”. Y agregó que el juicio “probablemente se haga en agosto”.

Tamboras
A raíz del caso de Carla Villar, la agrupación piquense Tamboras del Viento insistió en el pedido de una “reforma judicial real y feminista”. Remarcaron que la justicia es “pronta y eficaz” cuando existe “presión externa”.

La agrupación feminista volvió a sentar posición sobre el accionar de la Justicia, al entender que “si no lo hacemos, los integrantes del Poder Judicial son incapaces de escucharnos”.

Recordaron en tal sentido que “hace un tiempo leímos un artículo en el que una funcionaria judicial local nos interpelaba a dejar de lado las actividades que solemos llevar a cabo, para instar su accionar en favor de las mujeres y niños violentados y/o abusados, argumentando que carecemos de información y que ellos hacen su trabajo en tiempo y forma, y que nuestras manifestaciones están de más”.

Para citar luego que “por estos días nos encontramos con un caso similar a la cantidad de casos que acompañamos a diario: una mujer pidiendo que se la escuche a ella y sus hijos, exhibiendo su persona públicamente, relatando lo acontecido, lo que la justicia ya sabe, lo que el Poder Judicial no escucha”.

Y se preguntaron luego ¿Cuántos casos como este quedarán en la nada cuando las víctimas no alzan su voz públicamente? ¿Por qué notamos que si hay presión externa la justicia es más pronta y eficaz? ¿Qué les hace pensar que nos gusta revictimizarnos y exponernos para que hagan simplemente lo que tienen que hacer y por lo cual se les paga muy bien?”.

Aseguraron luego que “no tenemos respuestas certeras a estos interrogantes. La única certeza es que urge una reforma judicial real y feminista, que la capacitación en la Ley Micaela sea a consciencia, que nos empiecen a escuchar y a ver, porque estamos hartas, cansadas de que nuestros cuerpos sean el campo de batalla de su desidia”.