Fueron compañeros en el plantel de Ferro de Pico del Provincial de 1998. Ahora  dirigirá a los hijos del "Chino", Matías y Julián Palacios. 

El Torneo Provincial de 1998 fue toda una novedad para el fútbol pampeano porque luego de un primer intento en 1991 y 1992, las Ligas y el Gobierno no volvieron a ponerse de acuerdo para organizar el campeonato más importante de la provincia hasta seis años después.

Ese certamen contó con varias figuras destacadas a nivel regional y nacional, una de ellas fue la presencia de José "Mandinga" Percudani en Ferro de Pico. El autor del gol que le valió el título intercontinental a Independiente de Avellaneda ante Liverpool en Japón en 1984 ya tenía 33 años y jugaba sus últimas fichas en el fútbol.

Además del exfutbolista del Rojo, el conjunto piquense acordó la llegada de un arquero mendocino que hoy es tapa de todos los portales de deportes. Se trata de Diego Dabove, que tenía 25 años por aquellos tiempos y se sumó a un equipo donde estaba, entre otros, Eduardo "Chino" Palacios.

chino

Vuelven a juntarse

Hoy la historia volvió a poner en el mismo camino al exarquero de Ferro de Pico con el fundador del club Rumbo a Vélez de General Pico porque Diego Dabove rescindió ayer al mediodía su contrato con Argentinos Juniors y por la tarde firmó su vínculo como nuevo entrenador de San Lorenzo, donde dirigirá a los hijos del "Chino", Matías y Julián Palacios.

Así lo anunció el Ciclón en sus redes sociales: "¡Dabove Boedo! San Lorenzo tiene nuevo director técnico: Diego Omar Dabove selló su vínculo con el club por 1 año. ¡Bienvenido a CASLA y que sea con muchos éxitos!", publicó la cuenta oficial de la institución.

Dabove había llegado a Argentinos en diciembre de 2018 y con sus buenos resultados llevó al Bicho a la clasificación a la Copa Libertadores.

El director técnico de 47 años desembarcó en Boedo por su buen trabajo en Godoy Cruz y Argentinos Juniors, y tendrá como principal desafío acomodar un plantel golpeado y dividido internamente, principalmente por los hermanos paraguayos Oscar y Ángel Romero.