El remero, campeón panamericano, fue notificado por entrenar sin tener permiso.

Ariel Suárez cumplió con la advertencia que había hecho en los últimos días y volvió a entrenarse este lunes en el Río Lujan, en Tigre, pese a que no tiene la autorización para hacerlo, y por ello se le labró un acta contravencional, pero anunció que este martes volverá a hacerlo.

"Me cansé de esperar. El remo ya tiene el protocolo aprobado y no hay ningún riesgo de contagio porque entrenamos solos. Yo estoy con mi bote y nada más. No entiendo por qué los futbolistas pueden entrenarse y yo no. Me siento discriminado y por eso vuelvo a entrenarme", le contó a TyC Sports Suárez, quien fuera campeón panamericano y finalista en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

"La verdad que ya no daba más y necesitaba volver a entrenarme. Llevamos cinco meses parados y por eso esto no es un capricho", enfatizó con lágrimas en los ojos.
El remero de 40 años sostuvo que su actividad "ya tiene el protocolo aprobado y no hay ningún riesgo de contagio".  
Fue una de las caras visibles del reclamo que se llevó adelante frente a la Quinta de Olivos, donde un grupo deportistas pidió "por el derecho a volver a entrenarse".