El ciclista holandés Fabio Jakobsen, quien resultó gravemente herido en la primera etapa de la Vuelta a Polonia, evoluciona favorablemente.

El pedalista del equipo Deceuninck permanece internado desde el miércoles en un hospital de la ciudad de Katowice tras sufrir graves lesiones en el rostro, luego de protagonizar una tremenda caída en el final de la etapa inicial de la mencionada competencia.

Según los médicos del hospital en el que permanece ingresado, las condiciones de Jakobsen son buenas y estables, lo que representa una excelente noticia tanto para sus familiares y amigos como para su compatriota Dylan Groenewegen, quien provocó el accidente con una maniobra temeraria, informó la agencia de noticias italiana ANSA.

Jakobsen debió ser sometido en la víspera a una intervención quirúrgica que se extendió durante casi cinco horas, aunque por suerte su cerebro y su visión no parecen estar comprometidos.

Groenewegen, que también debió ser operado porque se fracturó la clavícula en la caída, se disculpó públicamente en la red social Twitter y dijo que no puede sacarse de la cabeza lo sucedido.

Por lo ocurrido, un juez polaco decidió abrir una investigación para determinar eventualmente las responsabilidades de cada uno.

La Vuelta a Polonia, en tanto, ayer completó la tercera etapa que vio ganar al ecuatoriano Richard Carapaz, quien compite para el equipo Ineos y conquistó el último Giro de Italia, el año pasado. Este sábado se disputará la cuarta, y penúltima, etapa que unirá Bukovina Resort y Bukowina Tatrzanska, de 173 km, de alta montaña.