El Verde, que venía de perder con All Boys, venció 96-84 a Juventud Unida de Alpachiri y consiguió la quinta victoria en el campeonto.

Ferro Carril Oeste de General Pico se recuperó en el Torneo Federal de Básquetbol y, tras la derrota que sufrió el domingo ante All Boys, venció este martes a Club Juventud Unida de Alpachiri por 96-88.

El equipo dirigido por Pablo Wendebourg tuvo en Michel Divoy a su máxima figura al anotar 32 puntos, en una de sus mejores noches en el campeonato.

basquetweb2

El juego, correspondiente a la Zona Sur, se resolvió por pequeños aciertos en el local y desatenciones en el visitante, que no pudo nunca quebrar la barrera de los 5 puntos para acercarse, hacer el click y pelear por el juego.

Desde el arranque, Ferro sabía que había que contener a Alex Negrete (17 puntos) y ponerle freno a ese básquet vertiginoso que propone la Juve. Es ahí, en ese caos, donde el Amarillo se siente más cómodo. Sin embargo anoche, cuando tuvo orden y determinación, fue cuando mostró las mejores cosas. No solo por el goleo de Negrete, sino por la circulación del balón y el oportunismo goleador de Brian Barrera (13 puntos).

Al descanso largo Ferro se fue con 5 de ventaja (50-45), con un sabor incierto respecto del complemento. La Juve, en cambio, sintió que el Verde en su casa también era vulnerable.

basquetweb3

En esos 20 minutos finales fue clave la aparición de Facundo Carrafiello e Ignacio Aman para sostener la esperanza. Juan Lara se peleaba en los dos cristales y así se mantenía a tiro. Pero bastó que Diego Alba ordenara un poco las ofensivas, llevara calma a la causa, para que Ferro empezara a controlarse ante el acoso.

En ese momento Nahuel Rodríguez y Alejo Traverso rotaron en los ataques, entraron en sintonía en sus tiempos, y Ferro siempre mantuvo la diferencia que llegó a ser de 12 a 5 minutos para el final del encuentro en el Colosito.

Alderete fue de nuevo al cesto contrario, atacó el canasto, tomó rebotes ofensivos y de esa manera el elenco alpachirense mantuvo una pequeña ilusión de conseguir su tercera victoria en el campeonato en el que está dispuesto a batallar.

Pero apareció Michel Divoy, el olímpico juvenil, y volvió a castigar. Su cuarto triple de la noche, con festejo incluido, cerró la esperanza rival y le abrió la puerta de la victoria a Ferro que se prepara para su gira neuquina.

Para Juve, que entrenó bajo estrictos cuidados por contacto estrecho por coronavirus, el esfuerzo no alcanzó, pero valió la pena.

Síntesis