El Reapers Fastpitch de Julián Fernández y Juan Platner finalizó en tercer lugar en Wisconsin.

Mientras avanza la temporada y los equipos se ponen a punto en medio de la pandemia por el Coronavirus, hay playball y del bueno en Estados Unidos. Y con presencia pampeana, ya que los softbolistas Julián Fernández y Juan Platner compitieron el fin de semana en el Boys of Summer, un clásico de todos los veranos luego del fin de semana del 4 de Julio.

Se jugó en Denmark, Wisconsin, donde siempre se congregan los mejores del planeta en diferentes equipos. Sin embargo en esta ocasión –por razones obvias de la pandemia- solo estuvieron los dos santarroseños, representantes del Reapers Fastpitch Softball.

Compartieron la instancia zonal con la selección de Estados Unidos, Tin Cup de St. Paul, Minessota y The Bar Buzz de Appleton, Wisconsin.

El primer partido del Reapers fue con derrota ante el seleccionado de Estados Unidos 14-0. Julián lanzó dos entradas y 6 seis carreras y en dos turnos al bate conectó un hit. Juan, como receptor, sacó dos jugadores intentando robar la segunda almohadilla.

Luego fue victoria 9-2 ante Tin Cup. Julián tuvo 2-2 en el bate, además de cinco episodios lanzados en donde llegó la victoria por diferencia. Juan tuvo 1-3 en el bate.

En la tercera presentación enfrentaron a The Bar Buzz y en un gran juego, Reapers se impuso 5-3 luego de estar abajo 3-0. Recién el equipo ganador abrió el marcador para pasar finalmente al frente y dejar así la chapa final. Fernández estuvo en el círculo de lanzamiento durante las 7 entradas con 11 ponches, mientras que en el bate estuvo perfecto con 3 de 3. Juan tuvo 1 de 2 con dos carreras impulsadas que fueron decisivas para pasar a ganar transitoriamente 4-3. La victoria les dio la clasificación al playoff, donde el equipo de los pampeanos se metió por primera vez en 21 años. “Fue mucha emoción lograrlo”, dijo Julián en su charla con El Diario.

En el día final, Kegel (octavo en el ranking mundial) fue superior y ganó 8-2. Fernández lanzó un período y recibió cuatro carreras. Con el bate conectó un imparable en dos turnos.

“Con ese resultados terminamos terceros compartiendo el puesto con Circle Tap, el anfitrión, pero lo importante de todo es haber vuelto a estar entre los mejores tras 21 años” aportó Julián, quien junto a Juan conforman una dupla que cada vez se asienta más en el mejor sóftbol del planeta.

El título quedó para Estados Unidos, que venció 9-2 a Kegel por diferencia. Juli se quedó con el premio consuelo ya que su .777 de promedio lo convirtieron en el mejor bateador del certamen.