El gobierno recorrió la provincia con la idea de verificar el cumplimiento de prevención sanitaria.

A través de la Subsecretaría de Deportes dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, el gobierno provincial continúa con el relevamiento por todo el territorio pampeano para comprobar que se cumplan las pautas establecidas en la habilitación de las prácticas deportivas en medio de la pandemia del coronavirus.

Se visitaron 80 localidades y se relevaron 200 Instituciones, clubes, gimnasios, predios, espacios verdes, natatorios, etc. Se recorrieron cerca de 10 mil kilómetros.

El análisis se dividió en dos ejes. Lo que sucedía en instalaciones, y lo que ocurría con el cumplimiento de los protocolos según la visión de los referentes locales.

En ambos se puntuaron distintos ítems, algunos comunes (uso de tapabocas, distanciamiento social, medidas de higiene) otros particulares (trazabilidad en las instituciones, para tener datos rápidos ante alguna posible intervención, por ejemplo).

Se evaluó de 1 a 10 el estado de situación, donde entre 8 y 10 aparecían como los números casi de excelencia. El promedio de los resultados fue 8,49 en instituciones observadas por personal de la Subsecretaría de Deportes  y de 8,51 según la visión del referente local.

La medida tiene distintos objetivos. El principal se aplica al cuidado de la salud de los pampeanos, pero no es el único sino que además se produce movilidad económica a partir de la actividad de los clubes, canchas de pádel, gimnasios y demás espacios vinculados al deporte.

Durante la inactividad el Gobierno auxilió económicamente con subsidios y medidas para que se mantuvieran firmes hasta que el status epidemiológico permitiera el regreso de sus actividades, etapa en la que se encuentran ahora.

 De la aplicación de los cuidados enumerados en los Protocolos dependerá que el status epidemiológico se mantenga o mejore y con ello que se avance en dirección a la “normalidad”.

Los controles continuarán en los próximos meses. Con los datos que arrojaron estas primeras visitas se confeccionarán informes que se trasladarán a los municipios para que mejoren los detalles necesarios.

Se prevé también que se instrumenten  contactos periódicos entre las municipalidades y el Gobierno Provincial para realizar un seguimiento pormenorizado de esa evolución.