Peque superó al italiano Marco Cecchinato en su debut en el Córdoba Open de tenis.

Diego Schwartzman (9°) debutó en el Córdoba Open con un contundente triunfo sobre el italiano Marco Marco Cecchinato (87°). En una hora y 10 minutos, el Peque consiguió un doble 6-2 y se metió en los cuartos de final del ATP 250.

El argentino jugó muy sólido desde el fondo de la cancha, con una velocidad y potencia de tiros que marcaron la diferencia ante un rival que no tuvo respuestas para contrarrestar tanta efectividad y precisión.

Cecchinato no encontró respuestas en el segundo set, sufrió demasiado las virtudes de la defensa del argentino, nunca pudo entrar en partido y ganó solo el 42 por ciento de sus puntos de primer saque.

Solo en cuarto game el Peque perdió la concentración y permitió que el europeo le quiebre el servicio, aunque se rehízo rápidamente y estiró la ventaja

No tuvo equivalencias el set decisivo, y el entrenado por Juan Ignacio Chela cerró con un 6-2 un encuentro que lo pone en la siguiente instancia lleno de confianza.

Tras el sólido triunfo en la cancha central de Polo Deportivo Kempes, Schwartzman admitió que “salió todo bien y es espectacular jugar acá, es especial”.
 
Antes del partido del Peque, Juan Manuel Cerúndolo (335°) derrotó al serbio Miomir Kecmanovic (41°), quien es entrenado por el exjugador cordobés David Nalbandian, por 6-7, 7-5 y 6-2, en dos horas y 19 minutos.

Cerúndolo dio una muestra de carácter para avanzar a la próxima instancia, donde se medirá ante el brasileño Thiago Monteiro, que más temprano había superado 6-3 y 6-4 al español Roberto Carballes Baena.