Tecnologia

La tecnología oculta con la que EE.UU. ayuda al ejército ucraniano

''

El Departamento de Defensa de los EE.UU. está utilizando los datos que recibe de la guerra de Ucrania para alimentar a su inteligencia artificial y a la vez luchar contra Rusia.

La guerra del futuro se está gestando en Ucrania, literalmente. El Pentágono está utilizando todo lo que está pasando para entrenar a sus sistemas de inteligencia artificial. Sus herramientas están procesando millones de datos e imágenes públicas y secretas de los movimientos militares rusos para saber cómo piensan y predecir sus siguientes pasos.

No solo estas herramientas están aprendiendo de cara a un posible futuro conflicto entre Rusia y la OTAN, sino que, además, la inteligencia artificial está ayudando al Ejército ucraniano en la toma de decisiones para destrozar a los rusos contra todo pronóstico. Es lo que afirma Gregory Allen -investigador sénior del programa de tecnologías estratégicas del “think tank” Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales- en declaraciones a la publicación de inteligencia militar Defense One: “La inteligencia artificial [y] el aprendizaje automático se han convertido en un factor cada vez más competente y generalizado en las operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento de los Estados Unidos. Ha sido bastante útil para hacer un seguimiento de lo que está pasando en Ucrania. El Departamento de Defensa de los Estados Unidos y nuestros aliados se están aprovechando de lo que se ha construido en los últimos cinco años".

La guerra del futuro, hoy

Maynard Holiday, el director de investigación de defensa e ingeniería para la modernización del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, declaró en una conferencia sobre inteligencia artificial militar celebrada la semana pasada que, aunque no podamos ser testigos de ello, el trabajo de las herramientas de aprendizaje militares norteamericanas es algo que, básicamente, tiene el potencial de cambiar el curso de los conflictos.

teceeuurusia a

"Lo que no estáis viendo son nuestras exquisitas capacidades de inteligencia, que son capaces de supervisar el campo de batalla”, aseguró Holiday. “Definitivamente, haremos un análisis posterior a la acción de todo lo que hemos visto con respecto a las tácticas rusas”. El objetivo es que esta información sirva para simular decenas de miles de escenarios de guerra. En estos juegos de guerra, redes neuronales combatirán una y otra vez para poder predecir los movimientos enemigos y anticiparse a ellos, como lo hizo Deep Blue contra el campeón mundial de ajedrez ruso Garry Kasparov en 1996. Estos juegos de guerra servirán para aprender y predecir las acciones del enemigo en conflictos contra Rusia, China o cualquier otro adversario.

Datos militares y civiles

Según afirma Defense One, estos sistemas de inteligencia artificial utilizan datos e imágenes captados por satélites y aviones espías, estos últimos volando cerca de la frontera rusa, bielorrusa y ucraniana. Además, también consumen las imágenes de satélite de compañías civiles como Maxar, que recogen datos constantemente y están dejando sin secretos a todos los países del planeta. Si lo que haces se puede ver desde el espacio, te pillarán. Precisamente, una compañía llamada Planet -que ya tiene 21 satélites de menor resolución en órbita que pueden fotografiar lugares hasta 10 veces al día- va a lanzar una nueva constelación de 32 nuevos satélites llamados Pelican. Estos serán capaces de fotografiar las mismas posiciones de 12 a 30 veces al día, dependiendo de la latitud del punto geográfico.

teceeuurusia b

Aunque la resolución de estos nuevos satélites de última generación con comunicación en tiempo real no se acercan a los más avanzados de los satélites espías americanos, rusos o chinos. Pero el avance será considerable, llegando a una resolución de 30 centímetros por píxel en vez de los 50 centímetros en la actualidad. Estas fotografías estarán disponibles para cualquiera que quiera pagar por ella, incluyendo gobiernos humildes que no tienen acceso a sus propias constelaciones de satélites espías, como España o Ucrania. El acceso barato a estos datos y la tecnología de inteligencia artificial abrirá un mundo de posibilidades hasta ahora inimaginable a nivel militar y civil.

También te puede interesar...