Pais

Obra Pública: la defensa de Cristina anunció que recusará a otro juez porque se reunió con Patricia Bullrich

El defensor de la Vicepresidenta aseguró que los pedidos de apartamiento del fiscal Diego Luciani, del juez Rodrigo Giménez Uriburu y ahora de Jorge Gorini buscan "garantizar que el juicio se desarrolle conforme a las reglas del debido proceso".

El abogado de Cristina Fernández de Kirchner anunció este viernes que también recusará al juez Jorge Gorini, quien interviene en la causa por la adjudicación de obra pública en la provincia de Santa Cruz, por haberse reunido en dos oportunidades con la ex ministra de Seguridad durante el gobierno de Cambiemos, Patricia Bullrich.

El letrado Carlos Alberto Beraldi planteó como "cuestión previa" a la celebración de la audiencia en la que se están tratando las recusaciones contra el fiscal Diego Luciani y el juez Rodrigo Giménez Uriburu por las fotografías en las que se los ve disputando partidos de fútbol en un escenario que –según el diario Página 12 y la Vicepresidenta-, es la quinta Los Abrojos, propiedad del ex presidente Mauricio Macri.

"Cada uno puede ser amigo de quién quiera, el deber de ambos era informar sobre esa situación. Esta era una relación seguramente de amistad, de proximidad, que debió haber sido informada a todas las partes. El fiscal Luciani viene haciendo hincapié en la transparencia y yo coincido con eso", dijo Beraldi, específicamente sobre las recusaciones presentadas anteriormente.

Pero a ellas sumó el anuncio de que recusará también a Gorini, por escrito en el curso de la jornada de hoy.

Gorini explicó verbalmente las razones de sus visitas a Patricia Bullrich. Sobre la primera, sostuvo que "se habían difundido imágenes del ex vicepresidente Amado Boudou en pijamas al momento de su detención".

"Ante la inminencia de que (ante un pronunciamiento de la Corte) hubiera que detener a los condenados por la Tragedia de Once, solicité una visita a la ministra para que no ocurriera lo que había ocurrido y trascendieran fotografías de los detenidos en esas condiciones. Aquí hay abogados que intervinieron en ese proceso y pueden dar fe que no ha trascendido ninguna imagen de esas personas en el momento de la detención", reivindicó Gorini.

Sobre la segunda reunión, justificó que había sufrido un "hecho de inseguridad muy sugestivo" en su propia contra, "con motivo" de su participación en la causa por presunto encubrimiento del atentado contra la AMIA.

Por ello, había pedido medidas de seguridad a la ministra de Seguridad del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, María Teresa Rodríguez.

"Cuando se produjo la transferencia de la Policía Federal eso quedó medio en el aire. Me reuní con la ministra (Bullrich) para que se mantuviera el dispositivo de seguridad. Y esta fue la motivación de ese encuentro", indicó Gorini.

Ante ese escenario, Beraldi advirtió que lo que estaba consignado en la visita de Gorini a Bullrich figuraba como motivo razones institucionales que no coincidían con la explicación, por lo cual adelantó la recusación.

También te puede interesar...