Pais

Alberto Fernández a la oposición: "ya no les pido que me ayuden, les pido que se callen"

El presidente sostuvo que las medidas económicas tomadas fue por los intentos de corridas que incentivan desde el mercado y la oposición.

El presidente Alberto Fernández dijo este miércoles a la noche que "tenemos una demanda de dólares muy grande porque la economía no para de crecer" y que en ese escenario "la inflación es compleja". En declaraciones televisivas, el mandatario aseguró que "escuché a todos los líderes del mundo quejarse de la inflación".

El Estado necesita financiarse en pesos y no en dólares, aseguró, en referencia a los fantasmas de default lanzado desde el mercado, por economistas de la oposición, respecto a las corridas bancarias que intentaron hacer.

"Hay un sector de la política que nos dejó el peor escenario económico que pudiéramos tener. El macrismo hizo un daño inconmensurable. Y todos los líderes del mundo se dieron cuenta", afirmó. "Ya no les pido que me ayuden, les pido que se callen", aseveró el presidente.

"La tercera corrida que nos quisieron hacer, la aforntamos con dureza. No hay que andar dando portazos ni a los gritos. Para ser duero hay que actuar con racionalidad. Estoy convencido de lo que tengo que hacer, dijo el mandatario.

"Entiendo que (Hernán) Lacunza hable de default, porque él defaulteó la deuda en pesos. Pero para nosotros la creación de un mercado de capitales en pesos es muy importante. Vamos a cumplir cada compromiso en esa materia. El Estado necesita financiarse en pesos, no en dólares. Para ellos era muy fácil pensar en defaultear en pesos, para nosotros es imperdonable", remarcó, en referencia del exministro de Mauricio Macri.

Efectos de la guerra

"Nadie considera la guerra en la Argentina. Lo que está pasando en Ucrania tiene un efecto devastador sobre la economía mundial. No podemos dejar de tenerlo en cuenta, y mucha de la inflación que tenemos es efecto de eso", sostuvo.

"Volvemos a vivir lo que sucedió en 2008 cuando subieron los commodities. Sabiendo todo eso, tenemos fondos de inversion especulando con la comida de la gente. Si no entienden esto, algun día se lo va a demandar la gente".

El presidente también destacó que según los índices del Indec del primer trimestre del año "mejoró la distribución del ingreso", lo cual demuestra que "no hay ningún ajuste en Argentina".

Fernández también señaló que "el trabajo que tenemos que hacer desde el Estado para ayudar a domar la inflación pasa por dos grandes temas: contener el déficit fiscal y llevarlo hacia la baja, porque el déficit es malo, no es algo de derecha e izquierda, y acumular reservas".

"No vengo a plantear mentiras. Vengo a decirle a la gente que estamos en una situación complicada", sostuvo. Y agregó que en la en la Cumbre del G7 en Munich, que acaba de terminar, les dijo a los líderes mundiales: "Ustedes se tiran balazos pero el hambre lo pasamos en el sur".

Paro del campo

Respecto a la decisión de la Mesa de Enlace de llamar a un paro del campo por la escasez de gasoil para el 13 de julio, el presidente afirmó: "El gobierno les está dando gasoil que es el mayor costo de las inversiones. En todo el mundo falta el gasoil no solo en Argentina. Aquí el incremento de la producción hace que se consuma mas energía".

En tal sentido, Fernández remarcó que "en el verano tuvimos la mayor demanda de la historia argentina, y la pasamos. Hace dos semanas tuvimos la mayor demanda de gas de la historia, y la pasamos".

"Está claro que el problema está y por eso permitimos que se corte el gasoil con biodisel. Pero esto no se arregla con un paro. El mundo no sabe donde comprar más energía", remarcó.

Por otro lado, el mandatario se refirió a los sectores que "generan una expectativa negativa" sobre la economía: "Lograrán que la gente tenga expectativa negativa", si persisten en esa actitud. Y cuestionó a los que "siguen asustando a la gente que padece un problema como el de la inflación, que yo comprendo y no me hago el distraído".

"Estamos proponiendo un canal de diálogo con los transportistas. Lo que hay que entender es que el Estado no tiene las herramientas para estar en todos lados al mismo tiempo. Estas son las cosas que se generan cuando se promueven este tipo de acciones", dijo en referencia al paro de transportistas .

Encuentro con Boris Johnson

El presidente, además, comentó su reunión bilateral con el premier británico: "Yo sentí que tenía la gran oportunidad de decirle al Reino Unido lo que creo". Era la tercera vez que se encontraba con Johnason. La primera fue en la reunión del G20, en Roma, y en Glasfog, Escocia, en el marco de la COP26.

"Me pidió la reunión para plantearme la posibilidad de hacer acuerdos comerciales y escuché todo. Y le dije que encantando, pero antes hay que discutir lo de Malvinas. Le dije que no es un tema resuelto la discusión soberana porque las Malvinas son de Argentina", contó el presidente . Tras lo cual, el premier consideró que no podían seguir avanzando.

Organizaciones sociales

El presidente Fernández, también se refirió a las organizaciones sociales, después del cuestionamiento que realizó la vicepresidenta Cristina Fernández: "Creo que las organizaciones sociales hacen un trabajo muy importante, y algunas no. Hay organizaciones muy honestas que en la pandemia nos ayudaron muchísimo. El problema no son las organizaciones sociales, es la economía. Tengo una deuda de gratitud con las organizaciones sociales, han contenido una Argentina desbordada por la pobreza, las carencias, la falta de salud. Echarles la culpa me parece algo que no comparto", dijo.

Y señaló sobre la necesidad de "darle reglamentación" a las organizaciones sociales porque la economía popular "ha llegado para quedarse" y porque además "han contenido una Argentina desbordada".

Apoyo a Martín Guzmán

Alberto Fernández también reiteró su apoyo al ministro de Economía, Martín Guzmán, quien, dijo, "resolvió el problema con los acreedores privados, logró un acuerdo con el FMI que no significó condicionamientos y pasamos el primer trimestre cumpliendo las metas".

"Echarle la culpa por la inflación es casi una crueldad, porque el problema lleva más de 15 años", aseveró.

También te puede interesar...