Deportes

Racing y Boca igualaron en un partido con polémica

La "Academia" fue muy superior en la primera etapa y en el final lo pudo ganar el "Xeneize", que fue perjudicado cuando Rapallini no le dio un claro penal en tiempo de descuento. Fue 0 a 0 en Avellaneda.

Racing y Boca Juniors igualaron 0-0 en el Cilindro de Avellaneda en un clásico que mereció terminar con goles.

Por la fecha 13 de la Liga Profesional, La Academia fue mucho más, sobre todo en la etapa inicial, e hizo figura a Agustín Rossi, pero no convirtió. Y le dio la chance a la visita sobre el final, cuando generó varias chances de gol.

La polémica del final fue para el árbitro Fernando Rapallini, quien no sancionó un evidente penal de Jonathan Gómez, quien desde el piso retuvo la pelota con su mano en plena disputa con Villa. El VAR convocó al juez a revisar, pero no modificó su determinación y dio por concluido el pleito.

El encuentro comenzó con un dueño de casa agresivo, con una presión extendida y coordinada apenas perdió la pelota. Prueba de ello: tuvo dos chances de gol en apenas 44 segundos. Primero, un ingreso de Mena por el segundo palo tras una acción preparada; luego, un cabezazo de Galván que Fabra rechazó en la línea.

El Xeneize, en tanto, encontró algún camino saltando líneas, con algún movimiento interesante de Payero o un desborde de Villa. Las dificultades en la elaboración lo llevaron a un juego más directo. A partir de un manual bien aprendido y con un estilo definido, la Academia llegó en continuado, siempre halló el espacio o la decisión justa para lastimar.

A los 20 minutos, Copetti cedió para Miranda, que forzó la volada de Agustín Rossi. A los 26, tras un toqueteo atildado, Mena centró atrás para la entrada de Rojas, que elevó su intento por encima del travesaño. Y a los 29?, tras una cesión de Mura, Alcaraz conectó de manera imperfecto, casi sin oposición.

Boca tuvo su mejor chance ante un mal pase del fondo local: la mediavuelta de Benedetto le dejó el aliento de la pelota al palo derecho del arco de Arias. Pero dicha jugada no torció el desarrollo: sólo la falta de puntería y la ausencia de la cuota de suerte no permitieron que Racing se marchara al vestuario en ventaja. Un cabezazo en globo de Hauche superó a Rossi, pero no entró a la valla. Y un tiro de Moreno estuvo a punto de tocar la red.

Tan malo fue el primer tiempo de Boca que las discusiones habrían llegado a las manos entre Benedetto y Zambrano, a juzgar por las lesiones en el rostro del peruano.

El dominio continuó siendo de Racing en el complemento, aunque ya sin ser tan notorio. El paso del partido le fue restando piernas, lucidez y frescura. Gago lo advirtió y cambió piezas: entraron Carbonero y Gómez por Hauche y Alcaraz. Así y todo, dispuso de oportunidades concretas, como la mediavuelta de Rojas que Fabra sacó al córner o el teledirigido del citado Gómez que Rossi sacó a una mano.

Pero ya no fue el arrollador conjunto albiceleste del primer tiempo. Y el Xeneize, poco a poco, fue animándose. Y lo pudo ganar con el remate de Medina que tapó Arias, con una irrupción de Vázquez o el lance cruzado de Villa que otra vez contuvo el portero. Ni hablar con la pelota que Mura despejó sobre la línea, tras un zurdazo de Fabra.

En el epílogo, la polémica ya descripta. Rapallini no quiso resolver, como se lo exigía el reglamento, lo que los futbolistas no consiguieron en los 90 minutos. En medio de la controversia, ninguno de los dos equipos logró acercarse a Atlético Tucumán, el líder del torneo. Racing quedó con 21 unidades, a siete de la cima. Y los de la Ribera, a 9.

También te puede interesar...