Deportes

Lanús perdió en el final en Quito

Lanús cayó derrotado como visitante por 2 a 1 frente a Independiente del Valle de Ecuador, al cabo de un discreto encuentro disputado esta noche, en el estadio "Olímpico Atahualpa" de Quito, en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Richard Schunke, a los 48 minutos del primer tiempo, inauguró el score para la formación dueña de casa.

Ya en el complemento, Tomás Belmonte, a los 14, niveló las acciones para el "Granate", en tanto que el veterano Jaime Ayoví, a los 47 minutos, le dio la victoria al conjunto del flamante entrenador local Martín Anselmi.

En líneas generales Independiente del Valle resultó el mejor de los dos, ya que al menos tuvo intenciones ofensivas en todo el desarrollo, en contraposición a un visitante demasiado cauteloso que pagó un caro precio a su mezquindad.

Desde el mismo pitazo inicial del correcto árbitro incaico Ortega se advirtió un mayor compromiso de Independiente por el espectáculo. Un visitante notoriamente diezmado por las recientes partidas de José López y Bernabei solo se dedicó a custodiar a su irregular arquero Monetti pero careció de apetencias ofensivas ya que los experimentados Sand y Acosta debieron jugar contra el almanaque y además hacerle frente a la altura donde está enclavado el coqueto estadio donde se desempeña la Selección local.

Bajo la atenta mirada de Gustavo Alfaro, el anfitrión llegó a la apertura tras un tiro de esquina ejecutado desde la izquierda por Junior Sornoza que recaló en la cabeza goleadora de Schunke para vencer la estirada del citado Monetti.

Recién ante la inesperada desventaja el ecléctico Jorge Almirón ordenó un masivo adelantamiento de su equipo que le dio buenos dividendos luego de un remate desde fuera del área de Maximiliano González que no pudo ser retenido por el joven guardavallas de Independiente del Valle y de cuyo rebote sacó provecho Belmonte con un disparo de primera.

Seguramente algo fatigado y otra vez conforme Lanús retrocedió en demasía y sobre el final de otra etapa nuevamente fue sorprendido con un cabezazo, esta vez del ingresado Ayoví después de un centro de Danny Cabezas.

En definitiva, un justo premio al que más buscó y un duro castigo postrero al que resignó protagonismo confiando en revertir el tanteador en su propio reducto.

(NA)

También te puede interesar...