La tapa de EL DIARIO de hoy

El Manchester City insiste en que el rosarino emigre del Barcelona.

El Manchester City quiere contratar al delantero Lionel Messi en enero cuando se lleve a cabo el mercado de pases del invierno europeo y el club inglés estaría preparando una oferta para hacérsela llegar al Barcelona en las próximas semanas.

Según el diario británico The Sun, la entidad de Inglaterra piensa ofrecer entre 55 y 60 millones de euros para poder contar con el capitán del conjunto catalán y tenerlo en sus filas en enero de 2021.

En tanto, una alternativa en la operación sería incluir al defensa central Eric García, pues el futbolista es uno de los principales objetivos del Barcelona de cara a la próxima temporada.

Desde el Manchester City hay optimismo debido a que consideran que el Barcelona aceptaría una de las dos opciones que ofrece el club inglés teniendo en cuenta los problemas económicos que atraviesa la entidad española y la difícil situación de Messi desde que pidió irse de la institución.

La situación de Messi en el Barcelona no es la mejor y la misma se habría agravado tras el desagradable recibimiento que tuvo al regresar a España tras jugar con la Selección argentina los partidos por las Eliminatorias Sudamericanas.

Messi fue inspeccionado por agentes de Hacienda, y al abandonar el aeropuerto demostró su disgusto al considerar que está "cansado de ser siempre el problema en el club".

Por el lado del Barcelona, sería un problema en lo deportivo quedarse sin su principal estrella a mitad de campaña y más aún, teniendo en cuenta que el club está dirigido por una Junta Gestora a la espera de las elecciones del próximo mes de enero.

Además el diario The Sun argumenta que, de rechazar la oferta del Manchester City, el Barcelona vería partir a Messi sin ingresar nada por su salida, porque por el momento no firmó su renovación y su contrato finaliza el 30 de junio de 2021.

El Manchester City ya sonó como uno de los posibles clubes de destino de Messi en el mercado de pases del verano de Europa, pero la decisión final del jugador argentino fue la de quedarse para no alimentar un conflicto jurídico con el club catalán.