El Comité Organizador realizó un evento para incentivar a los atletas.

El Comité Organizador de Tokio 2020 emitió un vídeo durante un evento que se realizó en el Estadio Olímpico de esa ciudad en el cual la nadadora japonesa IKEE Rikako envió un mensaje de esperanza a los atletas del mundo, animándolos a mirar hacia los Juegos que se celebrará el próximo año.

El acto se llevó a cabo a las 20:00 de Tokio (08:00 de la Argentina), que marcó el momento exacto en el que tendrá lugar la Ceremonia de Apertura dentro de un año de los aplazados Juegos Olímpicos 2020.

El estadio no estuvo abierto al público para prevenir la propagación del coronavirus y Rikako, quien en diciembre del año pasado se curó tras luchar contra la leucemia, fue la anfitriona de una ceremonia donde se puso en marcha la cuenta regresiva.

"Cuando me pidieron tomar parte de esto, me pregunté si era la persona adecuada en esta ocasión. No estaba segura de si iba a ser capaz de cumplir con este rol, pero, mientras las conversaciones avanzaban, me di cuenta de que podría no volver a tener una oportunidad como esta, y acepté muy emocionada", dijo.

En tanto, el presidente de Tokio 2020, Yoshiro Mori, indicó: "No puedo imaginar cómo se han sentido los atletas, que tomarán el centro de este escenario, con el primer aplazamiento de la historia de los Juegos".

"Inspirado por la esperanza que ha iluminado hoy el Estadio Olímpico, el Comité Organizador hará todo lo posible para prepararse para los Juegos del próximo año, asegurándose de que permanezcan en nuestra memoria para siempre como un símbolo de unidad y de solidaridad, como juntos trabajamos para superar los desafíos de la COVID-19", señaló el nipón.

Por su lado, el Presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, expresó: "Con solo un año para los Juegos, todavía nos espera una tarea gigantesca. Estoy profundamente impresionado y agradecido por el extraordinario progreso que se ha hecho en las preparaciones desde que se tomó la decisión conjunta del aplazamiento".

"Estamos trabajando para optimizar las operaciones y servicios, sin tocar los deportes y atletas. En este camino podemos, junto con el Comité Organizador, convertir estos aplazados Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en una celebración de la unidad y solidaridad del ser humano sin precedentes, haciendo de ellos un símbolo de resiliencia y esperanza. Mostrando que juntos somos más fuertes", añadió.

En el video difundido por el Comité Olímpico Internacional (COI), Rikako comenzó diciendo: "El futuro que dábamos por sentado se transformó de la noche a la mañana en algo diferente. Lo entiendo bien porque experimenté lo mismo, cuando tuve una enfermedad potencialmente mortal".

"Salir a pasear. Conocer gente. Usar todo mi cuerpo para nadar en la piscina. Estos placeres simples son tan valiosos pero, sin embargo, antes de mi enfermedad, los daba por sentado. Los atletas que se perdieron Tokio 2020 deben sentir lo mismo. El objetivo hacia el que habían estado trabajado desapareció repentinamente", relató.

Asimismo continuó: "Para un atleta de nivel olímpico y paralímpico, el entrenamiento es extremadamente exigente y la presión mental es intensa. Hay días en que quieres huir de todo. Pero cuando todo eso desaparece repentinamente, realmente aprecias lo mucho que significó para ti y lo mucho que te gusta el deporte".

Sobre el cierre, la nadadora envió un mensaje de esperanza a todo el mundo, animando a las personas a mirar hacia adelante: "Imagina el mundo en un año: un mundo donde el telón se levantará en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. En este momento, los atletas de todo el mundo están mirando hacia ese futuro, buscando sus límites. Ningún esfuerzo, por pequeño que sea, es en vano".