Ambiental

¿La caza está bien?

En la columna ambiental de hoy vamos a ver que tienen en común las vizcachas y la sentencia de inconstitucionalidad de la caza con jauría.

Escribe: Ing. Florencia Srur

La caza o actividad cinegética es una de las actividades que más ingresos generan en la provincia de La Pampa, tanto es así que no solo es una cuestión de dinero sino cultural y la cacería es ya parte de nuestro imaginario social como algo común. Pese a que creemos que este pensamiento es normal, la verdad es que La Pampa es de las pocas, para no decir de las únicas, provincias que considera a la caza como algo “que se hace y es así”. Sin embargo, si nos ponemos a pensar en la historia fundacional de nuestra provincia no es nada extraño que consideremos a la caza como algo que es normal y que está bien.

Ya entre los años 1905 y 1907, Pedro Luro introduce el Ciervo Colorado Europeo para transformar su estancia, donde actualmente se encuentra la Reserva Natural Provincial Parque Luro, en un coto de caza. Desde ese momento a la actualidad la actividad cinegética ha ido creciendo en la provincia a tal punto en el que si se ven mapas de La Pampa que marquen donde hay cotos de caza y campos registrados casi toda la zona de la diagonal del Espinal, es decir, el monte de Huitrú o Caldén se encuentra lleno de estos establecimientos. Al día de hoy, en 2022 hay, aproximadamente, 30 cotos de caza habilitados y 400 campos registrados.

Dentro de estos establecimientos la caza se divide en “Caza Mayor” y “Caza Menor”. Dentro de la primera encontramos animales grandes e introducidos de Europa y Asia como el Ciervo Colorado, Ciervo Axis, Ciervo Dama, Muflón, Búfalo, Jabalí y Antílope (entre otros) y, dentro de la segunda se hallan animales de menor porte que pueden ser introducidos, como la Liebre Europea o autóctonos como la Mulita o Peludo, Perdiz y Vizcacha. También cabe aclarar que existen distintas formas de matar al animal, lo que se denomina “Artes de Caza”, como armas blancas, de fuego o con el uso de perros.

Sobre este último arte de caza, el uso de perros es conocido como “Caza con Jauría”, la especie utilizada es mayormente el Dogo Argentino y la caza es el Jabalí. Para realizar esta práctica las personas cazadoras se introducen en la oscuridad del bosque a altas horas de la noche/madrugada y esperan a la llegada de su presa.

Cuando esta aparece, prenden reflectores emplazados en sus camionetas para asustar al animal y sueltan los perros quienes son los que realizan todo el trabajo de pelea con el Jabalí. Una vez que los perros casi matan a mordiscos al animal, el cazador se acerca al lugar y con un cuchillo da el último golpe de gracia y mata al Jabalí. Esta secuencia ha sido analizada por expertos de la actividad cinegética a nivel mundial, quienes concluyen que es una práctica “cruel”, “violenta” y “salvaje”.

El Jabalí se caza en otras partes del mundo, pero con el uso de armas de fuego, haciendo que sea una muerte más rápida y no tan tortuosa. En adición, los perros suelen quedar muy mal heridos tras el combate, recordemos que los Jabalíes mide unos 165 cm de longitud y pesan unos 100 kg, además que presenta dos grandes colmillos. Por esta razón, se declaró inconstitucional la práctica por tratarse de mal trato animal.

Entonces, ¿y las Vizcachas? Bueno, la Vizcacha Común es un roedor nativo de Sud América que, hasta el año 2018 fue considerado como plaga para el cultivo y eran altamente cazadas para consumir su carne y usar su piel en pos de su control. Sin embargo, cumple un rol importante como alimento para Pumas. Con la sobre caza de roedor el Puma empezó a tener más problemas con las personas por predar animales ganaderos. Por esta razón, hoy en día se está reintroduciendo la especie en distintos puntos, como es Parque Luro.

Tanto la Vizcacha como el Jabalí y todas las especies destinadas a la caza deben tener un manejo de fauna. Por parte de las especies exóticas, control poblacional y no tener mal trato animal en el proceso. Por otro lado, las especies nativas un manejo de conservación adecuado. La Pampa es un territorio muy modificado, pero con el manejo correcto puede llegar a ser como era antes del 1900.

*Ingeniera en Recursos Naturales y Medio Ambiente. MPnº 365. Email: [email protected]

También te puede interesar...