Ante el rechazo de las autoridades de la UNLPam y la falta de tratamiento en la paritaria, la Asociación de Docentes Universitarios hizo el planteo de un bono por trabajo virtual directamente al órgano de gobierno de la casa de estudios.

La Asociación de Docentes de la Universidad planteó directamente en el Consejo Superior su reclamo de un pago especial a modo de bono por las tareas cirtuales.

Lo hizo "fente a la doble negativa de lxs paritarixs de la UNLPam a tratar en la mesa pertinente el proyecto" de "Reconocimiento de gastos ocasionados por el trabajo domiciliario".

En la paritaria, la representación de la UNLPam se negó a su análisis y a pedir mandato al Consejo Superior. Por eso la Comisión Directiva de ADU tomó la decisión de presentar al máximo órgano de gobierno de la Universidad una nota solicitando se expida respecto del proyecto. El objetivo es que el Consejo Superior le entregue un mandato a la paritaria de la UNLPam para resolver la situación.

El proyecto fue presentado el 13 de octubre. El martes 10 de noviembre, cuando se llevó a cabo la reunión de la Mesa Paritaria Local, paritarios y paritarias de la UNLPam "no solo se negaron a tratar el proyecto citado, sino también decidieron de manera unilateral no pedir mandato al Consejo Superior", se quejó ADU.

"El argumento que esgrimieron fue que es un tema que compete a la paritaria nacional y no a la local", explicó el gremio. ADU no aceptó ese argumento. "Por un lado, por el malestar que reina en la comunidad docente de nuestra institución por la falta de reconocimiento realizado desde que se impuso la modalidad virtual para el dictado de clases. Por otro, porque existen antecedentes de Universidades Nacionales como Patagonia Austral, Luján y Comahue consiguieron otorgaron dicho bono en sus respectivas mesas paritarias locales", enumeró el sindicato.