El diputado nacional macrista se queja también del “dibujo” de la inflación en el presupuesto del año que viene. Se negó al diálogo convocado por la vicepresidenta: “antes de seguir echando culpas tiene que pedir perdón”.

El diputado nacional macrista Martín Maquieyra protestó porque el proyecto de presupuesto del año que viene incluye “partidas escasas” para la construcción de viviendas en la provincia.

“Lo primero que me gustaría resaltar es la novedad que estemos tratando un presupuesto. Una novedad que tuvo, del lado de la oposición, la voluntad de poder tratarlo cuando asumieron el 10 de diciembre de 2019. Pero incluso sin pandemia evitaron en este año tener un presupuesto”, se quejó Maquieyra.

“La inflación del 29, teniendo en cuenta que se espera una expansión monetaria del 40% para financiar el agujero fiscal es un dibujo. Entendemos que la situación de la pandemia lo ameritaba, pero no podemos pensar que si seguimos imprimiendo, y financiando el déficit con emisión, vamos a seguir teniendo una inflación del 29. Porque ya interanual es del 36”, interpretó el legislador macrista.

Además, el diputado de Juntos por el Cambio manifestó que es “falaz” tener un dólar a 102 en el 2021 y que “volvimos a tener el déficit del 2016 que costó mucho a nuestro gobierno y a todos los argentinos llegar al balance fiscal”.

Respecto a La Pampa, celebró las obras que figuran como las cloacas para Guatraché y Rancul y la continuación de obras como la repavimentación de la ruta 35. Pero criticó “las escasas partidas para viviendas a la provincia”. El gobierno de su signo político en cuatro años no construyó una sola casa en La Pampa.

“Pero si vamos al tema de las viviendas -admitió- algo en el que nuestro gobierno tuvo un déficit porque no fueron buenas las partidas para La Pampa, vemos que también este año serán escasas. Considerando que la respuesta del Jefe de Gabinete este año fueron 24 viviendas para La Pampa y para el año que viene serían 288 millones de pesos, por un fideicomiso que alcanzarían solo para 100 viviendas el Presidente no le estaría cumpliendo todavía la promesa que le hizo al Gobernador”.

Después le apuntó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: “Antes de seguir echando culpas la política tiene que pedir perdón. La política de este gobierno, del nuestro y de los anteriores no han podido resolver los problemas de la pobreza, de la inflación, de la falta previsibilidad y de la alta carga impositiva para las Pymes. Por eso tenemos que mirar a los ojos a los argentinos y pedirles perdón, y ahí sí hablar de acuerdos y de consenso para que este país salga adelante”.

“Somos una oposición que está abierta al diálogo y al consenso pero es difícil cuando del otro lado se debaten el principio y derecho de la Constitución, cuando se debate hasta la propiedad. Cuenten con nosotros para el diálogo y para el consenso, pero no cuenten con nosotros si lo que quieren es ir en contra de la Constitución”, completó.